SEGUINOS EN: Imagen Imagen Imagen
Imagen Imagen

Una excesiva preocupación por la salud propia puede ser poco sana. 

 

¿Qué es la hipocondría?

Los estudiantes de medicina suelen sufrir al principio de su carrera ataques temporales de hipocondría, es decir, una excesiva preocupación por su salud estando perfectamente sanos. Al estudiar alguna enfermedad terrible, les da miedo la posibilidad de tenerla y comienzan a imaginarse síntomas que no presentan. A mucha gente le pasa lo mismo cuando se entera de los detalles de alguna enfermedad que le impresiona.

Pero los casos auténticos de hipocondría, definida como una preocupación morbosa por las funciones corporales y las enfermedades que llega a producir dolencias físicas, suponen una reacción neurótica, reflejo de algún problema emocional oculto. Cuando la preocupación de una persona por su salud empieza a excluir otros intereses, es conveniente que busque la ayuda profesional de un psicólogo.

Pero hay que distinguir entre la hipocondría y el interés normal por la salud propia; es natural, y muy recomendable, que uno consulte al médico cuando siente algún síntoma anormal. A los que no son hipocondríacos les tranquiliza que el examen médico no revele ninguna enfermedad; para ellos es un alivio saber que no les pasa nada malo. Los hipocondríacos, en cambio, no suelen aceptarlo; suponen que el médico no ha sabido interpretar los síntomas de alguna grave enfermedad o que los está engañando para evitarles el choque que les produciría saber la verdad. Algunas veces los hipocondríacos aceptan temporalmente lo que el médico les dice, pero más tarde reaparece en ellos la convicción de que están enfermos, porque vuelven a imaginarse que tienen ya sea los síntomas de la primera enfermedad o los de otra nueva.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Imagen negralinda
negralinda

SI, MUY BUENA INFORMACIÓN!

Notas Relacionadas