Imagen Imagen

Las tranfusiones de sangre fueron prohibidas en su momento por la cantidad de muertes que generaron.

Grupos sanguíneos

¿Por qué importan tanto los grupos sanguíneos?

Cuando los europeos empezaron a experimentar con transfusiones de sangre en el siglo XVII, murieron tal cantidad de pacientes que la ley las prohibió en Inglaterra, Francia e Italia. Se dice que los incas practicaban transfusiones mucho antes y que eran pocos los que morían a consecuencia de ellas. Si era así, la razón puede haber sido, aunque no lo supieran en aquella época, que casi todos los incas pertenecían al mismo grupo sanguíneo, mientras que los europeos, como la mayor parte de los pueblos, pertenecían a grupos diferentes que son incompatibles. Hoy día, las transfusiones de sangre no representan ningún peligro, porque antes de hacerlas se verifica si el donante y el receptor pertenecen al mismo grupo y se evitan las graves reacciones que se producen cuando se mezclan dos sangres que son incompatibles.

La existencia de grupos sanguíneos -que son hereditarios- fue descubierta en 1900 por el médico austríaco Karl Landsteiner, que ganó el premio Nobel por este avance científico que ha salvado tantas vidas. Desde entonces, se han establecido otros sistemas de clasificación, pero el de Landsteiner sigue siendo el más importante.

¿Cuáles son los principales grupos sanguíneos?

Dentro del sistema ABO, la sangre humana se clasifica en cuatro grupos: A, B, AB y O. En una sangre de tipo A, los glóbulos rojos llevan una proteína llamada antígeno A, y el plasma otra proteína llamada anticuerpo b. (Un antígeno es una sustancia que estimula al organismo para que produzca un anticuerpo). La sangre de tipo B contiene antígeno B y anticuerpo a; la de tipo AB presenta los dos antígenos, pero ningún anticuerpo, y la de tipo O no tiene antígenos, pero incluye los dos anticuerpos.

Estos grupos son importantes en el momento de una transfusión porque ciertos antígenos y anticuerpos se contrarresten. Como la forma de uno encaja en la del otro, los antígenos y los anticuerpos incompatibles se aglutinan formando grumos que obstruyen los vasos sanguíneos, con consecuencias fatales.

Las personas del grupo A solo pueden recibir sin peligro sangre de donantes del mismo grupo A o del O; lo mismo pasa con los del grupo B, que solo pueden recibir sangre tipo B u O. Los que pertenecen al grupo AB se conocen como receptores universales porque su sangre es compatible con todos los grupos, incluyendo, naturalmente, el suyo. En cambio las personas del grupo O solo pueden tolerar sangre de donadores del grupo O, pero ellos son donadores universales porque pueden dar sangre a todos.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Imagen negralinda
negralinda

muy bueno, e interesante para saber!

Imagen dbueno
dbueno

Bueno

Notas Relacionadas