Imagen Imagen

Diminutos aliados y enemigos.

Los gérmenes

Es el nombre que se dio a los microorganismos que causan enfermedades cuando se estableció esa teoría, pero se aplica sobre todo a las bacterias porque fueron las primeras que se descubrieron. Las bacterias son organismos unicelulares de unas cuantas micras (milésimas de milímetro) de diámetro que adoptan diferentes formas: de bastón (bacilos), esférica (cocos) y espiral (espiroquetas). Se encuentran en todas partes: en el agua, en el aire, en la tierra o dentro de otros seres vivos, incluyendo al hombre; pueden vivir aun donde no hay aire. No todas las bacterias son nocivas; hay muchas que nos son útiles, entre ellas las que ayudan al crecimiento de las plantas que nos proveen de alimento.

Las bacterias patógenas producen sustancias venenosas que se llaman toxinas, contra las cuales la ciencia ha elaborado antitoxinas. El descubrimiento de que ciertos hongos y bacterias pueden destruir las bacterias patógenas condujo al desarrollo de los antibióticos. Entre las enfermedades producidas por bacterias se cuentan el cólera, la neumonía, la tuberculosis, muchas enfermedades venéreas y las infecciones de estreptococos y estafilococos.

Se puede adquirir una enfermedad bacteriana a través de una persona infectada, de insectos o de objetos, agua o alimentos contaminados. Las bacterias también pueden penetrar por un rasguño o una cortada si no se desinfectan. Una de las más temibles toxinas bacterianas es la que produce el botulismo; se encuentra en los alimentos mal conservados. En cuanto se abre una lata contaminada, las bacterias mueren porque el aire las mata, pero las toxinas letales que han estado produciendo mientras se desarrollaban, y que impregnan el alimento, conservan toda su potencia, tanta que un gramo basta para matar a millones de personas.

Los virus

Los virus son organismos mucho más primitivos y pequeños que las bacterias; se encuentran en el límite entre la materia viva y la no viva. Si no están dentro de una célula permanecen inertes, sin dar muestras de vida, y no se pueden cultivar en el laboratorio en un medio nutritivo como se hace con las bacterias.

Cuando están dentro de una célula, controlan todos los procesos que se llevan a cabo dentro de ella, y dentro de ella se multiplican. Los virus, al alterar la bioquímica de la célula le hacen producir toxinas, pero también actúan como antígenos, es decir, la estimulan para que forme anticuerpos que combaten la infección.

Los virus son responsables de un gran número de enfermedades, entre ellas el resfrio común, la gripe, todo tipo de herpes, paperas, sarampión, varicela, viruela, rabia y poliomielitis. Aunque las enfermedades virales no se pueden atacar con antibióticos, muchas de ellas se pueden prevenir por medio de vacunas, por ejemplo, la viruela, la rubeola y la poliomielitis.

Se ha comprobado que algunos virus causan cáncer en los animales de laboratorio y hay razones para sospechar que ciertos tipos de cáncer, como la leucemia, pueden ser de origen viral. Esto no significa que el cáncer sea contagioso.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Imagen negralinda
negralinda

muy buena explicaciòn de esta diferencia!!!!!

Imagen takataka
takataka

Si todos tuviéramos a nuestro alcance un microscopio y pudiéramos ver la cantidad de bacterias, gérmenes y parásitos, con los que convivimos a diario, seríamos más cuidadosos en lavarnos más las manos, lavar más los utensilios, las frutas y verduras que consumimos y tomaríamos una cantidad de medi

Notas Relacionadas