Imagen Imagen

En todas las montañas, la vegetación varía con la altura formando diversos estratos ecológicos llamados zonas de vida, cuya flora y fauna...

En todas las montañas, ya se levanten sobre los verdes valles de Europa, como el Monte Cervino, o sobre las secas mesetas de África, como el Kilimanjaro, la vegetación varía con la altura formando diversos estratos ecológicos llamados zonas de vida que tienen una flora y una fauna características, aunque a menudo los animales se desplazan de una zona a otra. El tipo de especies que viven en una zona determinada depende del terreno, de los vientos dominantes, de la lluvia y especialmente de la temperatura. Por cada 300 metros de elevación, la temperatura desciende 2°C, como promedio, ya que en las zonas tropicales, por ejemplo, baja en menor proporción.

En las cordilleras de los diferentes continentes, las zonas de vida muestran un notable paralelismo. En muchas partes de Europa y América del Norte, por ejemplo, la zona más baja es un bosque mixto de árboles de hoja ancha y coníferas que a menudo se une en valles y mesetas con praderas altas y campos abiertos. Este es el refugio de invierno de animales ungulados como el ciervo y el alce, que en verano habitan en los bosques de hoja perenne de alturas más elevadas. Los niveles boscosos son también el hogar de otros animales más pequeños, como conejos, liebres, ardillas y puerco espines; y de sus predadores:  zorros, coyotes, linces y comadrejas. Por encima del límite forestal viven animales ungulados y de pisada firme, como las cabras blancas de las Montañas Rocosas, el íbice europeo y la gamuza; también las escarpadas laderas se animan con las peludas marmotas.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Imagen takataka
takataka

Muy buena nota

Notas Relacionadas