Imagen Imagen

Artefactos que revelan el estado físico de una persona.

Estetoscopios y broncoscopios

¿Qué es un estetoscopio?

Si se sabe cómo interpretarlos, muchos de los ruidos que se producen dentro del pecho revelan el estado físico de una persona, pues hay algunas enfermedades que producen sonidos característicos.

Para poder oír bien estos sonidos, el médico recurre a un aparato que conduce el sonido llamado estetoscopio (este instrumento también se emplea para examinar otras partes del cuerpo).

El examen por medio del estetoscopio es lo que se llama auscultación. El médico coloca el extremo del instrumento, que consiste en una caja de resonancia, sobre el pecho del paciente y escucha a través de los auriculares. Si está examinando los pulmones, lo que oye es el paso del aire a través de los conductos, que en una persona sana parece un rugido cuando pasa por los bronquios y una suave brisa si se trata de los bronquiolos. El estetoscopio registra las anomalías como diferentes sonidos distintivos: silbidos, crujidos o alteraciones de la intensidad.

¿Para qué sirve el broncoscopio?

El broncoscopio es un tubo delgado y flexible hecho a base de fibras ópticas, que permiten el paso de la luz, por medio del cual el médico puede ver el interior de las vías respiratorias hasta llegar a los pulmones y examinar si hay zonas irritadas, crecimientos anormales u obstrucciones. Al paciente se le introduce el broncoscopio por la nariz o por la boca bajo anestesia local. El instrumento cuenta con un aditamento de succión, cepillos bronquiales y un pequeño fórceps con los que el médico puede eliminar partículas extrañas o tomar una muestra de tejido; por otro conducto se administra medicamento en el punto exacto en que se necesita. El broncoscopio es extraordinariamente útil y con él se pueden efectuar operaciones que antes solo eran posibles mediante cirugía.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Imagen Blas agustín
Blas agustín

Que buenas noticias

Notas Relacionadas