Imagen Imagen

La desaparición de Majorana había sido olvidada cuando Sciascia publicó su libro.

El misterio de Majorana

La misteriosa desaparición del físico Ettore Majorana en marzo de 1938 ya había sido olvidada por el público cuando el escritor italiano Leonardo Sciascia publicó en 1975 El caso Majorana. una obra descrita por él como una "novela filosófica de misterio". Los cuentos y novelas anteriores de Sciascia trataban casi exclusivamente de las condiciones socioeconómicas, políticas y morales de su nativa Sicilia.

Sciascia supo del misterio de Majorana en 1972. En ese año, el Consejo Nacional de Investigación -que financió en 1933 el viaje a Alemania del joven físico- designó a Erasmo Recami, profesor de física teórica de la Universidad de Catania, para que pusiera orden en la breve totalidad de la obra científica de Majorana. Al hacerlo, halló pistas que anteriormente fueron soslayadas y que mostró a Sciascia. Al seguir estas pistas, el novelista consideró los motivos que habrían podido obligar a Majorana a salir de Italia y concibió una intrigante teoría: con su inteligencia superior, Majorana reconoció antes que sus colegas la enorme fuerza destructiva de la energía atómica y no quiso tomar parte en el desarrollo de armamento atómico para el régimen fascista de Mussolini.

La tesis de Sciascia suscitó una considerable controversia en Italia. La voz principal de sus oponentes fue Eduardo Amaldi, que terminó los estudios para el doctorado con Fermi un año después que Majorana. Según Amaldi, ningún científico podía predecir en 1930 el final que habría de tener la investigación nuclear en las décadas de la preguerra. Erasmo Recami, quien conoce mejor que nadie la obra de Majorana, se rehusa a desechar la teoría de Sciascia. Recami piensa que es una entre muchas posibilidades.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas