Imagen Imagen

El código ético atribuido a Hipócrates aún se utiliza en las ceremonias de graduación de los médicos.

Una vez que los discípulos de Hipócrates se graduaban como médicos, se reunían bajo el plátano que les había proporcionado sombra durante muchas lecciones. Allí hacían el juramento hipocrático, un código ético atribuido al gran médico, que, con modificaciones, se sigue utilizando en las ceremonias de graduación de muchas facultades de medicina. El código incluye las siguientes promesas solemnes:

Prescribiré el régimen de los enfermos atendiendo a su beneficio, según mi capacidad y juicio, y me abstendré de todo mal y de toda injusticia.

A nadie daré veneno, aunque me lo pida, ni aceptaré ninguna sugestión en este sentido.

Consideraré sagrados mi vida y mi arte.

Cuando entre en la morada de un enfermo, lo haré siempre en beneficio suyo; me abstendré de toda acción injusta, y de corromper o seducir a mujeres o muchachos, libres o esclavos.

De todo cuanto vea y oiga en el ejercicio de mi profesión, y aun fuera de ella, callaré cuantas cosas sea necesario que no se divulguen, considerando la discreción como un deber.

Si cumplo fielmente este juramento, que me sea otorgado gozar felizmente de la vida y de mi arte y ser honrado siempre entre los hombres. Si lo violo y me hago perjuro, que me ocurra la contrario.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Imagen sharpey
sharpey

Para una buena parte de los mèdicos actuales, su profesiòn ha dejado de ser un ARTE para convertirse sòlo en un NEGOCIO muy rentable y al "juramento" ni lo recuerdan. Serìa muy bueno hacer, por ejemplo, grandes afiches con el texto del juramento y colocarlos en los consultorios, pasillios, salas, qu

Imagen takataka
takataka

Algunos tendrían que leerlo de tanto en tanto para no olvidarlo.

Notas Relacionadas