Imagen Imagen

El Gran Cañón del río Colorado es el más grande del mundo.

El Gran Cañón del Colorado

¿Qué tamaño tiene el Gran Cañón?

Sin rival entre las maravillas naturales, el Gran Cañón del río Colorado es el más grande del mundo. Esta pavorosa garganta, que se extiende a lo largo de 446 kilómetros de la región noroeste de Arizona, Estados Unidos, llega a medir en algunos lugares 29 kilómetros de anchura y 1.600 metros de profundidad.

Este abismo comenzó a cobrar forma hace menos de 10 millones de años, cuando una elevación gradual de aquella región obligó al río Colorado a aumentar su velocidad. Las torrenciales aguas del río, que fueron abriendo cauce y haciéndolo cada vez más hondo, probablemente ocasionaron al principio una estrecha garganta. El desgaste de las rocas puestas al descubierto, los periódicos derrumbes de tierras y otras formas de erosión ensancharon el barranco y esculpieron las complicadas formaciones rocosas del cañón.

La presa erigida aguas arriba ha reducido el caudal del río y, por consiguiente, su capacidad de erosión. Pero incluso así, el cañón sigue creciendo y cambiando. Los residuos arrastrados por el agua continúan profundizando el cauce y de vez en cuando caen peñascos de los bordes. Todo ello va alterando sus contornos lenta pero indefectiblemente con el transcurso del tiempo.

¿Qué clases de rocas forman las paredes del cañón del Colorado?

Parte del atractivo del Gran Cañón es la variedad de colores de sus múltiples formaciones rocosas. La más antigua en el fondo de la garganta, está compuesta de esquistos y granitos de hace 2.000 millones de años. Sobre ella se encuentran capas de rocas sedimentarias: arenisca, pizarra y calizas depositadas entre 600 y 200 millones de años atrás, cuyos colores varían entre diversos matices del cobrizo y el castaño hasta sutiles tonos rojizos y blancos.

Descender por el cañón equivale en cierto sentido a un viaje a través del tiempo. A medida que se desciende se van atravesando estructuras cada vez más antiguas que contienen fósiles de formas de vida más y más primitivas. Finalmente, en el fondo, nos hallamos sobre antiquísimos esquistos y granitos, carentes completamente de fósiles, que figuran entre las rocas más antiguas descubiertas en el mundo.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas