Imagen Imagen

En algún momento del pasado remoto el universo comenzó a expandirse.

El Big Bang

¿Por qué se dice que el universo empezó con un gran estallido?

En el comienzo, dice la mayoría de los científicos, era la nada. 

Para explicarlo se basan en el universo como lo entendemos hoy día. Albert Einstein creía que el universo era estático y que no cambiaba, pero otros científicos han demostrado que se expande continuamente. La clave de esta deducción la halló el astrónomo estadounidense Edwin Hubble, quien en 1923 descubrió que la asombrosa inmensidad del espacio exterior contenía miles de millones de sistemas estelares parecidos a nuestra Vía Láctea, que es una galaxia de 100.000 millones de estrellas. La luz procedente de esas otras galaxias es lo que los astrónomos llaman "espectro infrarrojo". La luz que emite una estrella en crecimiento es más azul porque su longitud de onda es más corta; la que procede de una estrella en receso tiene una longitud de onda más larga y tiende a ser más roja. Hubble sabía por este principio, el efecto Doppler, que la mayoría de las galaxias se separan. Si esto es verdad, significa que en el pasado estaban más cerca y que el universo era mucho más pequeño.

En algún momento del pasado remoto el universo comenzó a expandirse. Los físicos calculan que sucedió hace 15.000 millones de años. Si se remontaran hasta ese preciso momento, podrían describir lo que sucedió una fracción de segundo después de que surgió el universo: a una centésima de segundo, era del tamaño de una arveja y su temperatura era tan alta que escapa a nuestra imaginación. A partir de eso proviene cuanto conocemos como nuestro universo, incluido el enorme espacio vacío, tan vasto que la luz tarda miles de millones de años en cruzarlo.

Pero los físicos no pueden decir qué hizo surgir esa diminuta bola de materia, ni remontarse más allá del momento en que el universo tenía una centésima de segundo de vida. Consideran que la brecha entre ese momento y el de la verdadera creación, el Gran Estallido o Big Bang, es gigantesca. Sucedieron más cosas en ese lapso que en el siguiente millón de años.

Entre 1940 y 1960 muchos físicos creían que el universo se mantenía estático y que no había ocurrido un gran estallido; siempre había existido y era eterno. Estaban de acuerdo en que se expandía, pero sostenían que no cambiaba porque al morir las galaxias viejas otras nuevas las reemplazaban.
Esta teoría no enfrentó retos sino hasta principios de la década de 1960, en que Martín Ryle y un grupo de astrónomos de la Universidad de Cambridge estudiaron las ondas de radio procedentes de galaxias distantes. Las fuentes, conocidas como radiogalaxias, están tan lejos que las ondas tardaron miles de millones de años en llegar hasta nosotros. El equipo de Cambridge sostuvo que las zonas más remotas del espacio exterior emitían muchas más ondas de radio que las más próximas a nosotros. A partir de ese descubrimiento, el equipo afirmó que era indudable que el universo había sido diferente en aquella época, y entonces, sí había cambiado, ¿cómo podía afirmarse que era inmutable?

En 1965, la teoría de la inmutabilidad sufrió otro golpe: dos astrónomos estadounidenses, Arno Penzias y Robert Wilson (que más adelante compartirían el premio Nobel), descubrieron microondas provenientes del espacio exterior.

Mientras trabajaban en comunicaciones por satélite en el Laboratorio de la compañía de teléfonos Bell, en Nueva Jersey, recibieron una extraña señal, una especie de radiación que al parecer no provenía de una sola fuente, como podría ser la del Sol. Adondequiera que dirigían sus instrumentos la detectaban, como si fuera una manta radiactiva que cubriera el cielo. Lo que hallaron, según creyeron -y hoy día gran número de científicos están de acuerdo-, eran vestigios de radiaciones originadas en el Gran Estallido.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Imagen negralinda
negralinda

es un misterio creo yo!

Notas Relacionadas