Imagen Imagen

La mayoría de los metales son buenos conductores de la energía eléctrica.

¿Por qué la electricidad no brota a través de los enchufes que no están en uso?

La mayoría de los metales, como el cobre de los cables que hay en el hogar, son buenos conductores de la energía eléctrica porque sus electrones fluyen libremente. La energía eléctrica es detenida por aisladores, materiales cuyos electrones no están libres para pasar de un átomo a otro. El aire es un buen aislante; es tan bueno que conduce la electricidad solo bajo la presión de voltajes extremadamente altos: entre 100 miIlones y 1.000 millones de voltios que se producen en nubes de tormenta. A estos voltajes, los electrones de los átomos del aire son desplazados. Un camino conductor de electrones libres con carga negativa y de átomos con carga positiva permite que la descarga eléctrica fluya. Es entonces cuando vemos el relámpago. Según el lugar donde vivamos, el voltaje eléctrico de un hogar puede variar entre 110 y 240 voltios, lo que basta para dar una descarga, pero es un millón de veces más bajo para vencer el aislamiento del aire en el interior y exterior del enchufe. La electricidad no puede fluir y mucho menos "brotar", a menos que el enchufe entre en contacto con un conductor. Esto es lo que sucede cuando insertamos el enchufe en un contacto y lo encendemos.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas