Imagen Imagen

Algunos especialistas insisten en que, bajo condiciones normales, el corazón nunca cesa de latir.

Cosas del corazón

¿Nunca descansa el corazón?

Muchas preguntas pueden responderse acertadamente con un sí y con un no, todo depende de cómo se definan los términos y se interpreten los hechos. Si decimos que el corazón nunca descansa, estaremos en lo cierto, y también lo estaremos si decimos que trabaja mucho.

Algunos especialistas insisten en que, bajo condiciones normales, el corazón nunca cesa de latir: está contrayéndose y relajándose, contrayéndose y relajándose sin parar, de lo que se concluye que nunca descansa.

Pero hay otros que interpretan la fase de relajación -que es cuando el corazón se llena- como un descanso. Un acreditado libro de texto dice que "el corazón descansa... una fracción de segundo entre un latido y otro"; pero en otra obra igualmente autorizada encontramos: "en un lapso de 70 años de vida, el corazón habrá descansado alrededor de 40 años", y el mismo autor añade: ''descansa incluso cuando está trabajando al máximo, lo que nos da una excelente lección sobre el valor que tiene un esfuerzo acompasado".

¿Cómo afecta al corazón un choque emocional?

Ante un peligro, una tensión o un conflicto emocional, el organismo responde liberando adrenalina en el torrente sanguíneo, lo que eleva la presión arterial, constriñe los vasos sanguíneos y acelera el latido cardíaco. Los médicos se basan en estos cambios fisiológicos para afirmar que los choques emocionales pueden lesionar el corazón, pues es bien sabido que la hipertensión y la taquicardia tienen un efecto nocivo sobre el organismo.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Imagen dbueno
dbueno

Bueno

Notas Relacionadas