Imagen Imagen

Se tuvieron que superar varios obstáculos.

¿Cómo se construyó el puente de Sidney?

En 1932, cuando el puente de Sidney quedó terminado, su gigantesco arco de acero albergaba cuatro vías de ferrocarril y seis carriles para el tráfico rodado. Esta estructura comunicaba el centro de Sidney con los barrios portuarios de la costa norte; medía 1.149 m de largo y 49 m de ancho.

Un puente de acero con torres de piedra

Las obras comenzaron en 1923, con la construcción de dos torres de piedra en cada uno de los extremos del puente, que sustentarían temporalmente los cables destinados a soportar la estructura mientras durasen las obras. El puente se construyó con planchas de acero unidas con remaches. En primer lugar se construyeron dos medios arcos que partían de cada orilla, hasta dejar entre ellos una separación de 1 m. Se retiraron entonces los cables que soportaban provisionalmente la estructura, dejando que los dos medios arcos se apoyasen uno sobre otro para asegurarlos con pasadores. Más tarde se desplazaron las grúas sobre el arco para instalar las diferentes partes de la plataforma de acero.

Cimientos en el interior de una "bañera"

Las obras comenzaron en 1933, con la construcción de dos pilares que servirían de cimientos a las respectivas torres. El estribo norte planteó pocos problemas, puesto que el lecho de roca, situado a escasa profundidad, proporcionaba una base sólida. El estribo sur, sin embargo, se encontraba a 30 m de profundidad, de manera que fue necesario construir sobre la roca una enorme estructura en forma de bañera, cuya parte superior asomaba sobre el agua. A continuación se extrajo el agua con bombas para construir el pilar de la torre en una zona seca. La estructura de acero de las torres se construyó con ayuda de grúas.

El siguiente paso fue tender las fibras de acero sobre las torres y unirlas hasta formar los cables principales. Finalmente se construyó la cubierta del puente, plancha por plancha. Los afortunados adjudicatarios de la construcción del Puente de Sidney construyeron maquetas de 15 m para comprobar la solidez de la estructura. Una vez terminado el puente, 96 locomotoras pasaron por él en febrero de 1932, como prueba de resistencia final.

¿Cómo se construyó un puente en la Bahía de San Francisco?

El diseñador del Golden Gate, Charles Ellis, no participó en la construcción del puente. Contratado por Joseph Strauss -quien ya había diseñado un puente para unir los 2,6 km que separaban la bahía de San Francisco del Océano Pacífico-, Ellis dibujó los planos para construir el puente más largo del mundo (4,8 km), pero Strauss, que no quería compartir el éxito, acabó despidiéndolo.

Un hermoso puente

Las famosas brumas de San Francisco no fueron el único obstáculo que tuvieron de superar quienes participaron en la construcción del Golden Gate. Las peligrosas corrientes y las frecuentes tormentas dificultaron enormemente los trabajos. La mayor parte de las obras se realizaban bajo el agua, con buceadores que trabajaban en cuatro turnos de veinte minutos al día mientras bajaba la marea y las corrientes eran relativamente débiles. De lo contrario serían arrastrados por la fuerza de las olas. Incluso sin estos condicionamientos naturales la construcción del puente habría sido igualmente ardua.

Una vez terminado, en 1937, albergaba las torres más altas del mundo (227 m) y contenía más de 100.000 toneladas de acero y unos 129.000 km de cable.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas