Imagen Imagen

Pintorescos lugares que vale la pena conocer.

 “Badlands” y arcos naturales 

¿Qué son los "badlands"?

Los famosos Badlands del estado norteamericano de Dakota del Sur son un pintoresco páramo de profundas zanjas, empinadas crestas y corroídos pináculos de fantásticas formas. Recibieron su nombre de los primeros exploradores franceses que los llamaron mauvaises terres -tierras malas o malpaíses-, porque eran muy difíciles de cruzar.

Los malpaíses de Dakota y otros paisajes semejantes que se hallan en diversos lugares del mundo se encuentran en regiones áridas donde el suelo está formado por una gruesa capa de arcilla y roca blanda. En esas zonas no llueve lo sufíciente para mantener una cubierta protectora de vegetación; pero cuando cae la lluvia, suele hacerlo en forma torrencial. La intensa precipitación excava con facilidad zanjas y hondonadas en el terreno blando, sin protección, y crea extrañas formaciones, a menudo muy bellas.

¿Cómo se forman los arcos naturales?

Los gráciles arcos naturales son en gran parte producto de una larga y lenta disgregación de las rocas. Muchos comenzaron a formarse a partir de las fracturas que los movimientos de la corteza terrestre produjeron en gruesas formaciones de piedra arenisca. El agua y la desagregación agrandaron las fracturas y dejaron promontorios de roca muy separados y erectos. En ocasiones, la erosión corroyó también las bases de los promontorios y produjo monumentales arcos naturales.

Por el contrario, los puentes naturales se producen generalmente donde los meandros de un río rodean un promontorio de roca. Con el tiempo, el río abre por erosión un agujero a través del promontorio y discurre por la abertura, que se agranda formando un puente natural. En suelos de piedra caliza también se pueden formar puentes naturales por el hundimiento del techo de una cueva.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas