Vitaminas E y C más ajo: un cóctel natural contra el colesterol Vitaminas E y C más ajo: un cóctel natural contra el colesterol

Junto con cambios en su dieta, las vitaminas C y E y otros complementos pueden ayudarlo a controlar el colesterol y reducir el riesgo coronario.

El colesterol, una sustancia liposoluble que circula en la sangre, no es dañino; el organismo necesita algo de este para mantener las membranas celulares y realizar otras funciones vitales. Pero el exceso puede ser nocivo. Los doctores se concentran en el total de colesterol en la sangre y en dos tipos que produce el organismo: el colesterol “malo” (LDL), que en exceso puede tapar las arterias y posiblemente causar un infarto; y el “bueno” (HDL), que ayuda a despejar el colesterol antes de que se acumule en las arterias.

El colesterol total en la sangre y los niveles LDL altos aumentan el riesgo de un infarto, igual que un nivel bajo de HDL (menor a 35 mg/dl). Los expertos recomiendan mantener el colesterol total por abajo de 200 mg/dl, y los niveles de HDL tan altos como sea posible.

Colesterol: qué lo provoca

Aunque la herencia influye, los niveles altos de colesterol se relacionan con una dieta rica en grasas saturadas y colesterol. Ambos están sobre todo en productos animales como la carne, y en lácteos enteros como la manteca. La obesidad, el tabaco y la falta de ejercicio pueden afectar negativamente los niveles de colesterol.

Tips para prevenir el colesterol

  • Si sus niveles de colesterol están altos. Revíselos al menos una vez cada 5 años, o más seguido si tiene un total de 200 mg/dl (miligramos por decilitro) o más.
  • Los remedios caseros no reducen el colesterol a niveles adecuados en 2 o 3 meses. Pregunte por los fármacos convencionales; suelen ser eficaces: reducen hasta un 25% el riesgo de un ataque cardíaco.

Cómo ayudan los complementos a reducir el colesterol

Varios remedios herbarios y alimentarios pueden controlar los niveles de colesterol.

  • Empiece tomando vitaminas E y C, y ajo, juntos o separados. Ayudan y son inocuos por períodos prolongados, incluso si toma fármacos para disminuir el colesterol.
  • Aunque la vitamina E no lo reduce directamente, parece que previene los radicales libres (moléculas inestables de oxígeno) del colesterol nocivo LDL, la primera etapa en la acumulación de placa coronaria.
  • La vitamina C fomenta la eficacia de la vitamina E y hasta puede aumentar el colesterol protector HDL.
  • Quien lleve una dieta que carezca de fibra soluble, que puede disminuir el colesterol total, debe añadirle psyllium.
  • El hexaniacinato de inositol, la levadura roja fermentada en arroz y el gugulón son opciones para los fármacos que bajan el colesterol; los complementos nunca deben tomarse junto con este tipo de fármacos.
  • Usado tres o cuatro meses, el hexaniacinato de inositol, una forma de la niacina de la vitamina B, puede reducir el LDL y aumentar el HDL. En vez de este complemento o como un auxiliar de este, puede probar la levadura roja fermentada en arroz o el gugulón. La levadura inhibe la formación de colesterol, y el gugulón aumenta su capacidad para metabolizar el LDL.

El ajo como aliado para su salud

  • El ajo, tomado en cápsulas blandas de capa entérica o crudo, ayuda a combatir el colesterol alto.
  • Las pastillas de ajo con capa entérica se absorben mejor, pues esta les permite llegar intactas al intestino delgado, donde las reacciones químicas liberan con más eficacia los ingredientes del ajo, que reducen el colesterol. La capa también disminuye al mínimo el fuerte olor y sabor del ajo

Qué puede hacer para reducir el colesterol

  • Mejore su dieta reduciendo las grasas saturadas y el colesterol.
  • Coma pescado en vez de carne, alimentos con fibra (cereales, verduras y fruta), y use aceites monoinsaturados (oliva o canola) en vez de manteca.
  • Siga una rutina de ejercicio constante: aumenta el nivel de HDL.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas