Imagen Imagen

Los beneficios que el vino aporta para la salud cardíaca provienen de sus antioxidantes, entre los que se incluyen resveratrol, catequina, epicatequ...

La dieta tradicional de Francia da por tierra con todo el saber actual sobre nutrición. Abunda en quesos, manteca, carnes suculentas, patés y otras delicias que tapan las arterias y que los médicos aconsejan evitar. Sin embargo, los franceses tienen una tasa de muerte por enfermedades cardíacas mucho menor que lo esperado. Se llama a este misterio la Paradoja Francesa. A comienzos de la década de 1990, se sospechaba que el vino podía ser la causa de esta extrañeza. Resultó ser correcto y desde entonces llueven los datos sobre sus efectos beneficiosos sobre la salud.

 Previene: ALERGIAS, COLESTEROL ALTO, CONTROL DEL AZÚCAR EN SANGRE, HERPES SIMPLE, LONGEVIDAD, PRESIÓN ALTA, SALUD CARDÍACA Y ARTERIAL.

¿Qué contiene?

Los beneficios que el vino aporta para la salud cardíaca provienen de sus antioxidantes, entre los que se incluyen resveratrol, catequina, epicatequina y proantocianidinas.

El resveratrol se encuentra en la cáscara de las uvas; por eso es que el tinto es más saludable para el corazón que el blanco, porque en su proceso de elaboración se retiran los hollejos para que no tiñan el mosto. Sin hollejo, no hay resveratrol. La semilla de la uva contiene proantocianidinas, antioxidantes con efectos antiinflamatorios que disminuyen el daño al ADN y parecen ser más eficaces que otros antioxidantes en atacar a los radicales libres y prevenir el daño celular causado por la oxidación en los tejidos del cerebro y del hígado.

La palabra de la ciencia

Estudios recientes revelaron que el resveratrol puede ser una clave de la longevidad. En la Facultad de Medicina de la Universidad de Connecticut, los investigadores descubrieron que el resveratrol prolonga la vida útil de las levaduras porque activa un gen de la longevidad conocido como SirT1. Se trata del mismo gen que se asocia con la mayor expectativa de vida de las personas con dietas restringidas en calorías. Este hallazgo consolida años de investigaciones sobre el vino, entre ellas el estudio Interheart. Los investigadores examinaron a 15.152 pacientes que habían sufrido infartos y compararon esos casos con 14.820 personas sanas. Concluyeron que beber vino regularmente, con moderación, protege contra los infartos, en especial en las mujeres.

Es bueno Saber En promedio, la variedad pinot noir contiene el doble de resveratrol que los otros vinos tintos. En un estudio sobre los nutrientes de los vinos de California, el merlot y el cabernet sauvignon figuran en el segundo y tercer puesto, respectivamente.

¿Vino o jugo de uva?

El vino aventaja al jugo de uva por una razón: sin el alcohol, el organismo no puede absorber el resveratrol. Aun así, el jugo de uva tiene otras funciones de protección importantes. En un estudio de 2009, investigadores de Corea suministraron a 40 personas sanas unos 370 mililitros de jugo de uva o de un placebo. Al cabo de ocho semanas, los participantes del grupo del jugo de uva auténtico tenían menor presión sanguínea y mostraban cambios positivos en el nivel de antioxidantes en sangre. Los investigadores llegaron a la conclusión de que beber jugo de uva puede hacer disminuir el riesgo de enfermedades relacionadas con la edad.  

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Imagen Blas agustín
Blas agustín

Un baso en cada comida es ideal

Imagen marcelo oscar
marcelo oscar

Comparto el comentario de pepiro un vasito x dia hace bien y saludable

Notas Relacionadas