Un calmante natural: aproveche el poder de la manzanilla Un calmante natural: aproveche el poder de la manzanilla

Los nervios no son lo único que la manzanilla puede calmar; esta hierba hace maravillas aliviando molestias digestivas, irritaciones de la piel e insomnio.

Cuando se ha tenido un día muy alterado y se termina con los nervios de punta, es hora de sentarse un momento y tomar una tacita de té de manzanilla. En épocas antiguas, el té de manzanilla era como un cofre lleno de remedios útiles

  • El mismo se prepara con las flores, parecidas a pequeñas margaritas, de una planta de hojas plumosas que actualmente crece en todo el mundo. Esta bebida delicada, con aroma a manzana, ha servido como sedante durante miles de años, remontándose a los antiguos romanos, egipcios y griegos.
  • La lista de padecimientos tratables abarcaba síntomas del resfrío, problemas estomacales y gastrointestinales, dolor de muelas, convulsiones e insomnio. También los curanderos humedecían cataplasmas con una infusión caliente de manzanilla para calmar el dolor de espalda, la gota, dolor de oídos, inflamaciones de la piel, moretones y artritis.
  • La manzanilla contiene varios de los principales componentes curativos; entre ellos se cuentan el camazuleno y el alfabisabolol. El camazuleno, que se forma al calentarse el té o el extracto, tiene probada actividad antiinflamatoria. El alfabisabolol es antibacteriano, fungicida y antiinflamatorio, y puede facilitar la curación de úlceras, quemaduras y eczemas. Los aceites volátiles de la manzanilla ayudan a expulsar gases digestivos, relajan los músculos, matan bacterias y tienen un efecto sedante.

A tomar el té

Encontrará té de manzanilla en saquitos en la sección de tés del supermercado o en comercios de dietética. Observe que los saquitos contengan flores diminutas parecidas a margaritas y una agradable fragancia de manzana. Descarte las bolsitas sin aroma, porque probablemente hayan perdido su poder curativo. Utilice de uno a tres saquitos y vierta agua hirviendo sobre ellos; cubra la taza, deje reposar 10 minutos y disfrútelo. Tradicionalmente, la dosis medicinal recomendada indica beber una taza tres o cuatro veces al día para curar malestares digestivos. Una taza de infusión fuerte antes de dormir puede mejorar el insomnio leve.
El té de manzanilla, consumido regularmente (dos o tres tazas diarias) protege contra las úlceras pépticas; alivia el síndrome del colon irritable, la indigestión y los retortijones; y actúa como tranquilizante suave y natural. Más aún, el té de manzanilla previene espasmos musculares y relaja los músculos lisos de los órganos internos, como el estómago y el útero, y constituye un buen remedio para el estómago descompuesto y los dolores menstruales. 

Otros usos de la manzanilla:

Acné, Ampollas, Artritis, Cólicos, Diarrea, Dolor de cabeza, Dolor de garganta, Eructos, Espasmos menstruales, Herpes, Insomnio, Náuseas, Náuseas de embarazo, Olor corporal, Picaduras, Piel saludable, Problemas de encías, Problemas digestivos, Prurito anal, Urticaria, Úlceras

Precauciones

La manzanilla puede causar una reacción alérgica en las personas sensibles al alcanfor y a otras plantas de la familia áster, que incluye a los crisantemos. Para mayor seguridad, evite consumir manzanilla si padece asma. Las flores contienen polen y pueden causar dermatitis, si bien las reacciones alérgicas de la piel son raras. La manzanilla puede aumentar los efectos de medicamentos sedantes y anticoagulantes.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas