Tratamientos naturales que combaten dolores crónicos Tratamientos naturales que combaten dolores crónicos

Los dolores crónicos pueden afectar considerablemente su bienestar físico y emocional. Considere terapias naturales para hacer más efectivo su tratamiento.

La palabra “dolor” significa una sensación molesta que aflige una parte del cuerpo, y puede ser un verdadero tormento, como lo atestigua cualquiera que tenga un dolor crónico. Fijo, hormigueante, punzante, con ardor, el dolor prolongado y sin control puede afectar de manera adversa toda su vida. Además del malestar físico, el sufrimiento constante puede causar angustia, ira y depresión, y esto, en conjunto, puede exacerbar el dolor.

¿Qué es el dolor crónico y qué lo provoca?

El dolor crónico ocurre cuando una terminación nerviosa envía una señal al cerebro. Puede volverse crónico si el impulso continúa. Sus causas son demasiadas para enumerarlas, pero van desde una lesión que no sanó bien, artritis, un nervio pellizcado o irritado, hasta un trastorno, como el cáncer, que no se ve. Desafortunadamente, en algunos casos, sobre todo los que incluyen músculos y huesos, la verdadera causa sigue siendo un misterio, lo que hace que sea muy difícil curarlos.

Tratamientos naturales que combaten dolores crónicos

Bajo supervisión médica, pueden usarse analgésicos naturales para el alivio duradero de cualquier dolor crónico. Casi todos pueden tomarse con analgésicos convencionales.

Analgésicos naturales para aliviar dolores crónicos

En general, los complementos son más seguros que esos fármacos y pueden reducir la necesidad de tomarlos.

  • Corteza de sauce blanco, no deben tomarse con aspirina; son tan similares que al combinarlos podría aumentar el riesgo de los efectos secundarios relacionados con la aspirina. Sí puede combinarse sin riesgo con otras hierbas analgésicas.
  • La bromelina, proteína antiinflamatoria del ananá, puede ser muy útil para el dolor de la inflamación y las lesiones deportivas.
  • Estas otras hierbas son potencialmente útiles: jengibre (que, como la corteza de sauce blanco, actúa sobre las prostaglandinas), filipéndula, matricaria, uña de gato, garra del diablo, pau d’arco y cúrcuma.
  • La melatonina puede ser un buen remedio si el dolor crónico no lo deja dormir por las noches. 

Tratamientos naturales que combaten dolores crónicos

Cremas naturales para tu piel

Los preparados tópicos también pueden ser benéficos.

  • La crema de Cayena puede ser excelente para las articulaciones artríticas, el dolor posterior al herpes Zoster o el daño nervioso causado por diabetes o cirugías (como mastectomía o amputación).
  • También puede mezclar unas gotas de aceite de jengibre, lavanda o abedul con 12 ml de un aceite neutro (como el de almendra), y aplicar la mezcla, dando masajes, en la zona dolorida.
  • Otras opciones son el aceite de hierbabuena, de pirola o de eucalipto, que parecen actuar calmando las terminaciones nerviosas que transmiten la señal de dolor.
  • Los complementos generalmente alivian el dolor en tres o cuatro horas. Si el dolor está acompañado de depresión o angustia, pruebe primero el hipericón, y luego la kava kava. Estas hierbas también pueden tener ciertas propiedades analgésicas directas. 

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas