Tratamientos naturales anti-estreñimiento. Tratamientos naturales anti-estreñimiento.

Se trata de un malestar incómodo y que puede provocar complicaciones a futuro. Conozca los complementos naturales que pueden ser su solución.

Los hábitos de defecación varían según la persona, pero casi todos los médicos coincidirían en que es estreñido quien expulsa heces duras o menos de tres veces a la semana. Si frecuentemente hace esfuerzos al defecar, puede probar algunas terapias para aliviar este mal.

¿Cuáles son las causas?

En la mayoría de los casos, el estreñimiento se debe a la falta de fibra y líquidos en la dieta. Otros factores que lo favorecen son la falta de ejercicio o la inactividad prolongada, la depresión fuerte y ciertos trastornos médicos como la colitis, la diabetes, los niveles altos de calcio en la sangre, la tiroides lenta o el cáncer de colon. El consumo excesivo de laxantes o de algunos antiácidos puede perjudicar la actividad intestinal, y ciertos fármacos (como los cardiovasculares, antidepresivos o analgésicos narcóticos) pueden también causar estreñimiento.

Cómo pueden ayudar los complementos

Un cambio abrupto en la frecuencia habitual de las deposiciones puede ser el indicio de un trastorno subyacente más grave, como cáncer u obstrucción intestinal, y requiere una evaluación médica. Pero en caso de una irregularidad que se presenta de vez en cuando, algunos complementos pueden ayudar. Los efectos deben sentirse en uno o dos días. Casi todos los complementos pueden tomarse por tiempo prolongado.

  • La vitamina C por lo general es útil para combatir el estreñimiento. Además de actuar como antioxidante y estimular la inmunidad, es también un laxante liviano. Una dosis diaria de 3.000 mg afloja las heces en casi todos los casos. Si esta cantidad no surte efecto, auméntela poco a poco, o bien, añada magnesio que, junto con sus muchos efectos en el organismo, también tiene propiedades laxantes suaves.
  • El psyllium y las semillas molidas de lino (linaza) o de fenogreco proporcionan fibra y favorecen heces más blandas, delgadas y fáciles de expulsar; pueden consumirse a diario. Asegúrese de tomarlas con mucha agua para facilitar el paso de volumen extra por el tubo digestivo.
  • También puede probar con jugo de ciruela o ciruelas desecadas para tener fibra extra (son inocuas y pueden consumirse con otros complementos), o tome té de raíz de diente de león, que también tiene propiedades laxantes ligeras.
  • Si esta combinación de remedios no le proporciona alivio en uno o dos días, considere la cáscara sagrada como un último recurso. En vista de que esta hierba es un poderoso laxante que estimula la contracción muscular de los intestinos, debe usarse por no más de una o dos semanas a la vez. Evítela si está embarazada o amamantando.

Qué más puede hacer

  • Consuma alimentos ricos en fibra, como fruta y verduras crudas, cereales integrales, salvado y legumbres.
  • Tome al día por lo menos 8 vasos (de 240 ml) de agua o jugo.
  • Haga ejercicio regularmente y, siempre que sea posible, vaya al baño en cuanto sienta la necesidad de defecar.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas