Tratamientos complementarios para aliviar las hemorroides Tratamientos complementarios para aliviar las hemorroides

Cuando las hemorroides aparecen, los remedios naturales pueden tener más que ofrecer que los tratamientos convencionales. Conozca sus alternativas.

Las hemorroides son, en esencia, crecimientos venosos (várices) en el ano o el recto. Existen dos tipos de hemorroides. Las internas aparecen dentro del recto y a veces sangran después de defecar; aparte de ese, no hay otro síntoma por el cual se detecten, pues en el recto no hay sensores del dolor. Las externas aparecen alrededor del orificio anal. Pueden ser dolorosas y delicadas, sangrar con facilidad luego de defecar o al limpiarse con papel higiénico.

Qué las provoca

  • El esfuerzo excesivo al defecar es una causa primordial de hemorroides, porque se ejerce demasiada presión en las venas del ano y del recto.
  • El sobrepeso y el embarazo también debilitan esas venas.
  • Los estudios demuestran que la diarrea frecuente también aumenta la probabilidad de tener hemorroides.
  • Además, estar parado o sentado mucho tiempo puede favorecer su aparición.
  • Los músculos que ayudan a impulsar la sangre por las venas pierden tonicidad con la edad, así que no es de sorprender que las hemorroides sean más comunes entre las personas mayores.
  • También parece que la propensión a tener hemorroides es hereditaria.

Cómo pueden ayudar los complementos

  • Los complementos deben combinarse con una dieta rica en fibra y con ejercicio constante.
  • La fibra sirve para dar volumen y ablandar las heces, lo que facilita su expulsión.
  • El ejercicio es importante porque tonifica los músculos que rodean las venas y favorece las deposiciones frecuentes.
  • A diferencia de los ungüentos de venta libre, las hierbas y vitaminas recomendadas fortalecerán las venas y disminuirán la irritación al mínimo mientras sanan.
  • Pruebe la combinación de flavonoides, vitamina C y rusco (hierba) para ayudar a tonificar y contraer las venas.
  • El cinc ayuda a que las heridas se cierren; pero, si va a usarlo por mucho tiempo, debe combinarlo con cobre, porque el cinc interfiere con la absorción de este.
  • Si necesita fibra, además de la que consume en su dieta, tome psyllium o semillas de linaza: ambos facilitan la expulsión de las heces.
  • Cuando le duelan las hemorroides, aplíquese varias veces al día un ungüento que tenga hipericón, sobre todo después de defecar. Este ungüento es bueno para contraer los tejidos hinchados.

Qué más puede hacer

  • Aumente la fibra; coma mucha fruta, verduras, cereales y legumbres.
  • Beba por lo menos 8 vasos de agua al día. Los líquidos son importantes para evitar el estreñimiento propio de las hemorroides.
  • Respire en forma normal al levantar pesos u objetos pesados o al defecar. Aguantar la respiración aumenta la presión en el abdomen.
  • Asegúrese de que su dieta incluya muchos cítricos, moras, cerezas y cebollas. No solo son una buena fuente de fibra, sino que además tienen flavonoides, los cuales ayudan a fortalecer las venas.
  • Una cataplasma de baya de saúco deshincha las venas y puede calmar el dolor de las hemorroides. Muela un poco de hierba con suficiente agua caliente para hacer una pasta. Extienda la pasta entre tres o cuatro capas de gasa. Coloque la cataplasma contra el orificio anal y déjela por varias horas.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas