Imagen Imagen

Los aceites esenciales capturan la fragancia y las complejas sustancias químicas curativas que contienen ciertas plantas medicinales.

Es importante saber que cuando se inhalan, estas esencias concentradas pasan directo a los centros nerviosos del cerebro, donde generan una variedad de respuestas. Por eso ayudan a aliviar la ansiedad y la depresión, a controlar las reacciones físicas frente al estrés, inducir el sueño y potenciar la energía. Usados de manera tópica o en inhalaciones de vapor, calman el dolor, purifican problemas de la piel, alivian la congestión y sirven para tratar infecciones de hongos, virus y bacterias.

Aunque se llaman “aceites”, los aceites esenciales son muy diferentes de los que se usan para cocinar. Los de cocina provienen en su mayoría de semillas o frutos, pero los aceites esenciales son destilados volátiles muy concentrados de hojas y flores. Se evaporan con facilidad y no dejan una mancha grasa, como ocurre con los aceites de cocina. De hecho, ni siquiera se sienten aceitosos.

Se los llama “esenciales” porque capturan la mayoría de los compuestos químicos que le dan a la planta su aroma y cualidades medicinales. Como los aceites esenciales son tan concentrados, se los debe diluir en un “aceite vehicular” antes de aplicarlos sobre la piel. Una excepción notable es el aceite esencial de lavanda, que es lo bastante suave como para aplicarlo directamente.  

Consejos para comprar y almacenar aceites esenciales

1. Para asegurarte de que estás comprando aceites esenciales 100 por ciento puros de alta calidad, adquirilos en una dietética confiable.

2. Muchos aceites esenciales se pueden guardar años sin que pierdan su potencia (en la mayoría de los casos, una botella dura un año o dos).

3. Conservalos en botellas oscuras bien cerradas, en un lugar fresco y siempre a resguardo de la luz.

4. Nunca ingieras los aceites esenciales, porque la mayoría son tóxicos de este modo. Almacenalos en un lugar seguro y mantenelos fuera del alcance de los niños.

5. Si querés explorar la aromaterapia –el arte de sanar empleando los aromas para estimular la salud– asesorate con un experto. Asegurate de que el profesional tenga licencia para brindar el servicio que ofrece, por ejemplo masajes o servicios de estética; por ahora, el Estado no exige un registro o licencia para practicar la aromaterapia.

Los 10 principales aceites curativos  

Abeto blanco

  • Propiedades: Antiséptico, antiinflamatorio, expectorante. Usos: Tos, resfríos, dolores musculares. 
  • Precauciones: No usar sobre la piel si la botella estuvo guardada más de un año.

Albahaca

  • Propiedades: Antiséptico, calma espasmos musculares, expulsa gases digestivos, calma los nervios, alivia síntomas del síndrome premenstrual (SPM). Usos: Dolor de cabeza, bronquitis, resfríos, tos, aplicaciones cosméticas. 
  • Precauciones: Evitar durante el embarazo.

Árbol del té

  • Propiedades: Antibiótico, antibacteriano, antiviral, descongestivo. Usos: Cortes, abrasiones, picaduras de insectos, úlceras en la boca, herpes simple, herpes, varicela, resfríos, bronquitis, acné, pie de atleta, hongos en las uñas, tiña, caspa. 
  • Precauciones: Puede irritar la piel sensible.

Ciprés

  • Propiedades: Antiséptico, calma espasmos musculares, astringente, desodorizante, descongestivo. Usos: Asma, tos, moretones, sinusitis, repelente de insectos, estrés. 
  • Precauciones: Evitar durante el embarazo o si se tiene presión alta.

Clavo de olor

  • Propiedades: Alivia el dolor, especialmente en problemas bucales. Usos: Dolor de muelas, problemas de encías. 
  • Precauciones: Evitar durante el embarazo.

Eucalipto

  • Propiedades: Alivia el dolor, descongestivo, expectorante, antiviral, antibacteriano, antihongos. 
  • Usos: Asma, tos, bronquitis, artritis, dolor de cabeza, heridas, fiebre, repelente de insectos. 
  • Precauciones: Diluir antes de usar sobre la piel; evitar si se tiene epilepsia o presión alta.

Geranio

  • Propiedades: Alivia el dolor, antiinflamatorio, antiséptico, antidepresivo, desodorizante, repelente de insectos. 
  • Usos: Menopausia, trastornos menstruales, dolor mamario, estrés, SPM, ansiedad. 
  • Precauciones: Evitar en los primeros tiempos del embarazo; el uso excesivo puede causar insomnio.

Jengibre

  • Propiedades: Antiséptico, calma espasmos musculares, expulsa gases digestivos, alivia el dolor, antiinflamatorio. 
  • Usos: Congestión, tos, resfríos, dolor de cabeza, fiebre, artritis, náuseas. 
  • Precauciones: Puede irritar la piel sensible.

Lavanda

  • Propiedades: Antiséptico, antidepresivo, antiviral, sedante, alivia espasmos musculares, astringente.
  • Usos: Problemas de la piel, artritis, dolor, gota, estrés, ansiedad, insomnio.
  • Precauciones: Evitar si se tiene presión sanguínea extremadamente baja.

Manzanilla

  • Propiedades: Alivia el dolor, antidepresivo, antiinflamatorio, antiséptico, sedante. Usos: Problemas de la piel, estrés, artritis, bursitis, ampollas, heridas, menopausia, SPM.
  • Precauciones: Evitar en el primer trimestre de embarazo.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Imagen Almudena
Almudena

Me encantan los aceites esenciales. Los conocí después de que me diera un ataque de ansiedad y una amiga me aconsejo que los probara. Desde entonces he conocido muchos aceites. Me gusta en especial el de lavanda, pues su olor me tiene enamorada. También disfruto mucho con el ylang ylang, es un aroma

Imagen Almudena
Almudena

Se me olvido comentar, si quieren conocer más aceites esenciales visiten aceitesesencial.com de ahi encuentro muchos nuevos aceites esenciales

Notas Relacionadas