Imagen Imagen

Beneficios de cosechar tus propios alimentos.

No es lo mismo comprar un suéter hecho que tejerlo con las propias manos; no es lo mismo llamar al plomero que repararlo nosotros mismos; no es lo mismo elegir vegetales en el supermercado que cosecharlos en nuestra propia huerta. Definitivamente, nada es igual.

Y ese placer inmenso que da proveerse de la propia tierra es el que lleva a Juliana López May a encarar su rutina culinaria cada día, con la huerta como protagonista. “El goce de trabajar la tierra se transmite luego al plato. Comer algo que uno mismo cosechó es como un triunfo personal”, revela.

Ella, tan asociada en el imaginario colectivo a los alimentos primarios, naturales y sanos —aunque no por eso, menos sabrosos—, ama esta profesión: “La elegí desde que nací; en casa, la cocina siempre fue un lugar de encuentro”. Tiene una especial debilidad por los productos naturales simplemente porque aprendió a comerlos de pequeña. En la mesa familiar no había fuentes colmadas de comidas tradicionales; en cambio, “había muchas guarniciones y ensaladas: espárragos gratinados, repollitos de bruselas, coliflor, pepinos… recuerdo que en casa no se hacían pastas, por ejemplo”.

Para Juliana, una huerta es algo especial: “Me genera emoción y alegría. Me dan ganas de sacarle fotos todo el tiempo. Una huerta es un regalo de la naturaleza: está ahí y hay que abordarlo”, alienta. Por eso, su contacto con ella es casi diario. Vive en las afueras de la ciudad de Buenos Aires y en el parque pudo armar la suya: dos cajones enormes, donde siempre abundan productos de estación: lechuga, hierbas, pimientos, acelga, espinaca, tomates. Y, en función del estado de su huerta, planifica el plato del día. Sin embargo, aclara: “Es muy romántico el sueño de la huerta, pero también es un trabajo diario y constante”.

Lo importante es no desanimarse y armarla donde se pueda. En tierra, si hay lugar; en maceteros o canteros, si no lo hay tanto; en jardines, patios, balcones o terrazas.

Todo vale, sólo hay que ingeniárselas para obtener los mejores resultados posibles: “Si no hay lugar en las casas, está bien usar macetas. Perejil, menta, albahaca, cilantro, romero, tomillo, ciboulette… eso se puede tener en balcones y crece muy bien también”. Y en seguida describe la nobleza de las hierbas: “Se planta de semilla y sale. Se corta y vuelve a crecer enseguida. Las hierbas frescas cambian el sabor de un plato”, indica la cocinera.

Juliana López May no es jardinera y se encarga de aclararlo cuando las preguntas se ponen demasiado técnicas, pero aun así sabe que una huerta no requiere de tantos conocimientos específicos ni cuidados especiales: “Sol, lo máximo posible; agua, pero no a diario, y resguardar los cultivos del frío y el viento del invierno. Y aunque hay que supervisar todo el tiempo, existen hierbas, como el romero, el orégano y el tomillo, que son muy fuertes y no fallan casi nunca. Crecen. Son más fáciles y, además, van bien con todo: pescados, carnes, pollo”, afirma.

¿Qué no debe faltar a la hora de armar una huerta básica? López May revisa rápidamente en su mente y revela: “Una huerta de hierbas debe tener perejil, ciboulette, menta, albahaca, romero, tomillo y eneldo. Y una de jardín, lechugas, rúcula, rabanito, espinaca, acelga, coliflor, tomates… y ¡paciencia!”.

Una huerta de balcón puede tener, además, tomates cherry y quinotos: “Son plantas chicas que florecen enseguida. No darán gran cantidad de frutas, pero es más una cuestión romántica que otra cosa. El momento en que las sacás de tu planta es muy placentero”, y, con eso, alcanza y sobra.

Juliana habla tranquila, sin estridencias. La misma calma con la que se debe dejar crecer a los productos de la huerta. El arte de esperar cobra protagonismo y es condición llevarlo a la práctica para obtener grandes resultados: si bien es cierto que algunos cultivos crecen más rápidamente que otros, no es ésta una labor exprés: “Son fundamentales la paciencia y el respeto por la naturaleza y por las estaciones… No se puede abordar una huerta desde la impaciencia que impone la ciudad. Ni la huerta ni la cocina. No conozco esa ecuación”, confiesa.

Pero entonces, llega el momento de cosechar: cada planta tiene su momento óptimo y cosecharla antes o después redundará en un perjuicio para el fruto:

“Por ejemplo, si la lechuga no es cosechada en el momento indicado, sus hojas se pondrán más duras y su sabor, más amargo. Con el tiempo, uno aprende a conocer el color, la textura y el olor de cada una”.

Pero claro, esa experiencia se obtiene, solamente, metiendo la mano en la tierra.

¿Cómo reconocer—quien no sea un experto—el momento exacto de la cosecha?

Hay una premisa que no falla: “Siempre es mejor que toda la fruta y verdura madure en el árbol y no en una cámara con frío. El sabor es ciento por ciento diferente cuando se lo deja madurar por completo en la planta”, afirma la especialista. Tiene que ver con la inmediatez de cosechar y comer y ese es, justamente, el mayor beneficio de la huerta propia. “Lo ideal sería planificar la comida del día en función de lo que hay y comerlo enseguida”, concluye.

Quizás ahí se esconda la explicación de la fruta sin sabor a la que cada vez estamos más acostumbrados. Hoy, una frutilla o un tomate saben igual, lo mismo una manzana que una pera; el sabor auténtico de cada uno parece haber desaparecido:

“Tiene que ver con no respetar los tiempos de la planta. Para hacer un buen vino, la uva queda en la planta hasta que alcanza su plenitud y sólo se la saca cuando está óptima”, compara.

Pero ocurre algo más; hay que manejarse siempre con la verdura o fruta de estación: “La gente está acostumbrada a que haya de todo, todo el año y la realidad es que no puedo pretender que, si compro ciruelas en julio, estén buenas. La calidad no es la misma”, resume.

Para Juliana López May, los beneficios de una alimentación basada en productos de la huerta son inmediatos: “Uno se siente mucho más liviano, saludable y con más energía, todo lo contrario a comer comidas pesadas o calóricas que conducen directamente a una siesta. El que come bien tiene energías de sobra y el que come mal, directamente no tiene”.

Con respecto a la conservación, la especialista recomienda fervientemente consumir frutas y verduras siempre frescas: “Lo que se congela siempre pierde calidad; no es rico ni nutritivo. Y no queda nunca igual porque el agua que tiene hace cristales y rompe toda la fruta o la verdura. Definitivamente, no recomiendo el freezer”. Sin embargo, y sabiendo que los tiempos modernos hicieron de la congelación un aliado de muchas mujeres, debemos saber:

  • que un alimento descongelado no puede volver a congelarse.

  • que sólo podría congelárselo si antes lo cocinamos.

  • que si cocinamos algo y necesitamos congelar es mejor dejarlo enfriar.

A la hora de compartir secretos culinarios, López May aconseja cortar las verduras de hoja con las manos y no con un cuchillo para evitar que se oxiden y para que éstas duren más tiempo, lo ideal es lavarlas y secarlas muy bien y, luego, disponer las hojas en un recipiente, colocar un papel de cocina por encima y taparlo. “Lo mismo con las hierbas como la ciboulette, la albahaca, el perejil que son más frágiles”, afirma.

Con respecto a los espacios que ocupan en la heladera, las hojas no deben guardarse en la zona interna, que es la más fría, porque se “queman”; las frutas y verduras van en los compartimentos especiales. “Si por alguna razón hay que cosechar los tomates y aún están verdes, no guardarlos en frío; dejarlos afuera porque maduran mejor. Y si hay mucha cantidad, hacer conservas: chutneys, mermeladas y dulces”, afirma.

Juliana López May no podría vivir sin frutas ni verduras;
son parte de su rutina: “Las necesito y noto cuando me faltan”, admite. Algunos se pierden por las harinas, otros por el chocolate; ella, por los productos frescos: “A los 15 años, cuando todavía no sabía que iba a ser cocinera, me fui un mes a lo de mi tía, en Brasil. Me quedé una semana en lo de mis primos, ellos no comían mucha fruta ni verduras, sí harinas, tortas, crema… ¡regresé rogando por una ensalada!”, recuerda.

Tiene dos hijos pequeños, de uno y dos años, un marido y una huerta de qué ocuparse. Además, practica yoga, editó su libro, colabora mensualmente en una revista femenina, conduce sus programas de televisión y asesora a restaurantes, arma menús y guía al personal. Necesita demasiada energía, y luego de la conversación ya no quedan dudas: definitivamente, la obtiene de su propia huerta.

 

Hacé click aquí para ver una receta hecha desde su propia huerta.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Imagen Maria Cristina
Maria Cristina

BUENISIMA LA NOTA!!! MUY INTERESANTE E ILUSTRATIVA

Imagen hugo marcelo
hugo marcelo

para alguien que no sabe nada de alimentos naturales me encanto la nota

Imagen roberto eduardo
roberto eduardo

Realmente puedo asegurar que es tal cual lo describe la nota. Hace unos dos años armé una pequeña huerta y pude disfrutar de tomates, zanahorias y lechugas frescas. Fue emocionante el recolectar el producido de mi propio esfuerzo. En cualquier momento lo vuelvo a hacer. Hermosa nota!

Imagen Alicia
Alicia

Si yo tambien tengo una pequeñisima huerta es muy lindo cosechar tus verduras

Imagen sergio erico
sergio erico

nunca hicieron zanahorias en maceta ? Hagan la experiencia, pero no le pongan químicos, sólo abono suave, natural y un leve riego diario. Exactamente igual para la lechuga. Una vez a punto se saca de la maceta, se lava,y así nomás: adentro y se vá la primera. Señores y señoras: el sabor de algo na

Imagen Carla
Carla

excelente nota! en mi casa soy la que trata con las plantas y es una satisfacción que te digan: tus lechugas son riquísimas! je

Imagen ROSA
ROSA

Una muy buena nota, En un tiempo tuve una gran huerta en mi patio, ahora no puedo por falta de tiempo y el costo del agua es imposible! pero algo tengo en mi jardin!

Imagen M Elizabeth
M Elizabeth

Me encantaría tener una huerta en mi casa. Muy buena nota.

Imagen elba
elba

vivo en un departamento, y el año pasado mis nietitas sembraron tomatitos cherry, germinaron y cosechamos muchos tomatitos que disfrutaron mucho, los pobres estaban plantados en botelllas de gaseosea cortadas pero yo creía que las plantas serían del tamaño como los tomatitos, grave error, crecieron

Imagen silvana
silvana

hace unios años atras teni mi huerta...y no sabes como la extraño! espero poder tener una pronto.

Imagen melisa estefania
melisa estefania

LINDISIMA NOTA

Imagen ELINA VELIA
ELINA VELIA

Felicito a Juliana por su vitalidad y el amor que pone en sus labores cotidianas. Por suerte en casa tenemos un terreno grande, pese a vivir en la ciudad. La mitad del terreno se destinó a sembrar. Actualmente no se está ocupando mi esposo en la tierra, por falta de tiempo. Pero sí hemos comido much

Imagen Graciela
Graciela

Muy buena la nota!!!! Es algo impagable tener tu propia huerta, en mi casa salen plantas de tomates, pimientos, calabacines hasta en las macetas con flores..y tengo una amiga que dispuso grandes macetones y ahí cultiva: lechuga, pimientos, tomates, achicoria, etc...lo que se le ocurra.

Imagen Marlene
Marlene

Me encantaria tener una huertita en mi casa pero lastimosamente no tengo espacio

Imagen Laura Emma
Laura Emma

La huerta es fantástica y las verduras producidas en ella son muchísimo más sabrosas que las que se compran!

Imagen mariela
mariela

ME ENCANTA LA HUERTA ORGANICA. CON MIS ALUMNOS TENEMOS UNA PEQUEÑA HUERTA, EN PLENA CIUDAD DE SAN JUAN Y LA VERDAD QUE ES TODA UNA TERAPIA!!

Imagen Romina
Romina

es muy bueno tener la huerta en casa, y sobre todo me hace mas feliz ver crecer mi huertita de a poco

Imagen Sonia
Sonia

Yo quiero mi huerta!, la estoy soñando, como mucha verdura, pero tengo muy poco tiempo. Igual, de a poco, seguro la tendré.-

Imagen gabriela
gabriela

Muy Bueno, en mi casa tenemos una huerta, porque no tenemos demasiado tiempo para atenderla, así que mi papá se encarga de casi todo. Pero tener en casa un huerta te saca de muchos apuros, además sabes lo que estas consuminedo.

Imagen claudia
claudia

La verdad es que muero por un huerta!! voy a intentar empezar por oner en macetas.

Imagen susana
susana

Me encantaria tener una huerta ,pero no tengo lugar ,cuando vivia en casa con patio si tenia. Es re lindo cuando comes de tu produccion.

Imagen Patricia
Patricia

Es lindo tener una huerta, a los niños les encanta seguir todo el proceso de plantar la semilla y luego poder comer sus propios alimentos

Imagen julia ester
julia ester

Nada mejor que comer las verduras que tu mismo produces en tu pedacito de tierra,no hay cosa mas gratificante al menos para mi ,excelente el art!!!.

Imagen claudia
claudia

ME ENCANTO LA NOTA EN CASA TENIAMOS UNA HUERTA NO HABIA NADA MAS LINDO QUE SACAR LOS TOMATES DE LA PLANTA Y COMERLO AHI MISMO O ESPERAR A QUE LA ACELGA ESTE LISTA PARA HACER LOS ESPERADOS CANLONES Y VER COMO MIS HIJAS SE ENBARRABAN CUANDO REGABAN LA HUERTA O SACABAN LOS PASTITOS

Imagen graciela
graciela

Excelente esta nota,yo tengo mi huerta en macetas,y estoy pendiente de ellas,los tomates y morrones,no tienen nada que ver con los de la verduleria,el sabor es otro.

Imagen Ana Inés
Ana Inés

Me encantó la nota. Tiene muchos consejos interesantes que voy a poner en práctica. Me gusta mucho hacer huerta y cocinar con los productos frescos recién cortados. Además de ser para mi una muy buena terapia el trabajo de la huerta .Gracias por la nota.

Imagen graciela
graciela

muy buena la nota, no hay nada mas rico que una ensalada con verduritas recién cortadas de la huerta

Imagen silvia
silvia

¿QUÉ PUEDO DECIR... 100% DE ACUERDO!!, Tengo mi huertita todo el año, super ricas y supoer sanas, ahora estoy comenzando con los almacigos de primavera, y terminando con los verduras de invierno, y las aromáticas nunca me faltas!!, y este año emprendí con plantar más frutales, todo lo natural, una d

Imagen Evangelina
Evangelina

Muy buena nota es muy cierto, el año pasado empecé mi huerta los primero que me dio fueron tomates con un sabor total mente distinto al comprado en los negocios que encima son re caros!!

Imagen CARLOS GABINO
CARLOS GABINO

Nada más lindo que producir las frutas y verduras con la quinta y la huerta, y lo placentero que me resulta trabajar en ellas.

Imagen Oscar
Oscar

Totalmente de acuerdo, es incomparable el sabor de las frutas y verduras que se cosechan de su planta.

Imagen Silvia Lucia
Silvia Lucia

Estoy preparando una linda huerta en mi terreno de Bahia San Blas, espero que haya produccion, sembre, maíz (choclo), zapallo, zapallitosde tronco, zucchini, rabanitos, zanahorias, celga, espinaca y hiervasaarom´ticas, me faltan los plantines de tomates y algunasotrscocitas, tierrahay...en mi casa d

Imagen liliana albornoz
liliana albornoz

muy interesante la nota pero debo reconocer que no tengo la constancia ni la paciencia para tener una huerta, es una lástima

Imagen Daniel
Daniel

es bueno darse cuenta lo natural es lo mas presindible para la vida, para ello hay que tener demasiada paciencia

Imagen Daniel Alberto
Daniel Alberto

Aunque vivo en el campo, la casa es un departamento en el medio de un parque, pero no me desanimo y tengo tomates, albahaca y lechuga en macetas y uso la técnica de la hidroponia o sea que les proveo los nutrientes que necesitan las plantas, ademas de ser entretenido, el sabor y la textura de lo que

Imagen jose guillermo
jose guillermo

excelente la nota que nos llega y que nos invita a compartir sus experiencias, yo personalmente he soñado tener mi huerta familiar, compro semillas de buena calidad, y sigo soñando, o sea como se dice carrera de caballo y parada de burro, me freno a raya, y postergo día a día el animo de sembrar, t

Imagen Graciela
Graciela

Muy linda nota!!!!

Imagen Leda Magdalena
Leda Magdalena

me resultó interesante el artículo, en parte me sentí identificada, en mi terraza tengo en macetas, romero, orégano, albhaca, cibulette, menta, perejil, cebolla de verdeo, no sólo un placer al utilizarla, también disfruto cuando saboreo mis recetas, es como estar provistas de un sabor muy especial,

Imagen valeria
valeria

Muy buena la nota! Juliana es una genia y la idea de la propia huerta es, para mi, algo basico, algo que todos deberíamos tener. Lamentablemente no tengo espacio y un balcon no muy confiable, pero esta primavera logré tener albahaca fresca, perejil y está en camino la espinaca, espero poder seguir c

Imagen ANA MARIA
ANA MARIA

ME ESCANTO LA NOTA...ME ENCANTAN LAS PLANTAS Y TENGO EN MI JARDIN UN PEQUEÑO LUGAR,DONDE TENGO TODOS LOS AÑOS PLANTAS DE TOMATE,LECHUGA, Y AJIES..ES UN PLACER CUIDARLAS Y MAS CUANDO LEVANTAS LOS FRUTOS...ES ALGO QUE RECOMIENDO TOTALMENTE...

Imagen Jorge
Jorge

El gusto que tiene el perejil o la albahaca recién cortados es indescriptible.

Imagen diana
diana

Exelente nota, felicito a Juliana, el trabajo que dá una huerta es mucho pero si se le pone amor el fruto dá una satisfacción inmensa y cuando se consume estás segura que vas a comer sano, sin pesticidas ni cualquier otro contaminante, es alimento orgánico, puro.

Imagen Isabel
Isabel

creo que seria una solucion para varios problemas: primero no habria tantos pobres segundo: el sistema ppolitico sufriria una merma en su retroalimentacion, es decir, ya no podria utilizar la d{{{{{ádida pues los habitantes no la neecesitarian y por último cada individuo crecería personalmente des

Imagen Atilio
Atilio

Muy bueno el artículo y de gran utilidad. Sigan así que van mpor buen camino y los lectores como yo muy satisfechos

Imagen maria cristina
maria cristina

Muy buena nota. Habrá que poner en práctica y ver qué resulta

Imagen María Ingrid
María Ingrid

Muy, pero muy buena nota!!! Me encantó!!!!! Felicitaciones.

Imagen Claudia
Claudia

Muy linda nota... habrá que poner manos a la obra y rservar un espacio para la huerta jaja!!!

Imagen rosana
rosana

Yo tengo herta en casa y les aseguro que es lo mas gratificante que puede haber.

Imagen vanesa laura
vanesa laura

tenemos nuestra huertita familiar o quinta" como le dicen mis hijos , es muy buena experiencia todos trabajamos y cuando comemos lo que cocechamos es mas rico !! y saludable y todo con mucho gusto!! armen su huerta !

Imagen Ruben
Ruben

Estaría encantado de poder tener el espacio para "fabricar" mis frutas y vegetales. Sabría que realmente son orgánicos y no afectados por productos químicos. Mi estómago estaría de parabienes y mi bolsillo tambvien.

Imagen Jorge
Jorge

Bueeeno, es muy buen incentivo para iniciarse

Imagen Arturo Alejandro
Arturo Alejandro

El tema de la huerta propia está siempre vigente. ¿Por qué no se nos inclulca desde chicos sobre sus beneficios? Cuánto mejoraría la salud de todos si practicamos algo de esto!

Imagen delia elvira
delia elvira

es maravilloso tener una huerta en tu casa

Imagen delia elvira
delia elvira

es maravilloso tener una huerta en tu casa

Imagen Alejandro Gabriel
Alejandro Gabriel

muy bueno e interesante, lleva dedicación y much paciencia, pero sería muy bueno que lo pongamos en práctica, la fruta tendría el sabor que se merece y una forma de ahorrar tb, ya que suben los precios demasiado hy en día!!

Imagen Alejandro Gabriel
Alejandro Gabriel

pensandolo bien , me dieron unas ganas de tener una huerta!!

Imagen monica
monica

muy buena la nota.. no hay nada mejor que algo bien natural..... yo cultivo en elfondo de mi casa... cebolla de verdeo, oregano, menta,perejil, pimiento morron, tomate,albahaca y cedron.... excelente tu nota..

Imagen carlos alberto
carlos alberto

si realmente es unadescarga a tierra tengo huerta en maceta yotros es muy bueno....

Imagen Elva Natalia
Elva Natalia

Es cierto, nada como los alimentos cultivados por uno mismo. Espero dentro de poco poder consumir lo cultivado en casa.

Imagen graciela
graciela

Me encanto esta nota !!!!!!!!!

Imagen BEATRIZ
BEATRIZ

Muy buena nota, ademas es terapeutico el trabajar la tierra y más aún cuando cosechamos nuestro esfuerzo!!!!!!!el aroma de un tomate cosechado de nuestro patio es espectacular!!!!!

Imagen Carmen
Carmen

Muy buena la nota

Imagen Sandra Bruna
Sandra Bruna

Excelente nota!!!! Yo tengo mi huerta en la terraza y cuando hace frío, llevo las macetas al lavadero (mi invernadero), que esta en la terraza.

Imagen Secuoya
Secuoya

Me encanta creo que todas y todos estamos sintiendo dentro nuestra esa necesidad de comunicarnos con la naturaleza y volver a lo esencial,esta visto porque aún en las terrazas como decía smandelli( a quién felicito) la gente planta sus verduritas.También comparto con esta actividad,y nadie puede neg

Imagen graciela
graciela

Muy buena nota

Imagen Guillermo
Guillermo

Hola!... muy buena nota!... desde hace poco vivo en dpto por 1ra vez en mi vida; y realmente ignoraba que podia tener tantas posibilidades!.. ahora, no tengo excusas y "poblare" de verde el balcon, gracias...

Imagen Olga Lidia
Olga Lidia

¡Que bueno poder leer toda la experiencia de Juliana! LA FELICITO. GRACIAS POR COMPARTIR

Imagen eva
eva

Excelente la nota; es muy lindo tener una huerta aunque sea pequeña.

Imagen susana
susana

Buena nota!! Teniamos huerta a cielo abierta, pero hace rato que la abandonamos. Ahora estamos armando un vivero donde poder hacerla ya que en invierno hiela y se arruina todo.

Imagen natalia
natalia

La mejor manera de tener alimentos saludables de buena procedencia

Imagen Alicia Lidia
Alicia Lidia

Admiro a esta cocinera!

Imagen norma
norma

plantamos tomatitos cherry,es una alegria enorme verlos bien maduros en su maceta,vale la pena!!!me gustaria que publiquen informacion sobre como poner en marcha una huerta de balcon.

Imagen delia elvira
delia elvira

muy bueno

Notas Relacionadas