Soluciones fáciles y económicas para el pie de atleta Soluciones fáciles y económicas para el pie de atleta

La infección por hongos más común de la piel es el pie de atleta: causa picazón, descamación y dolorosas grietas. Suele ser inofensiva, pero muy molesta, y puede aliviarse con remedios naturales.

¿Qué significa tener Pie de atleta? 

Es el término común para una infección micótica llamada tiña pedis. Los hongos que lo causan son células diminutas que se hallan en la piel de las personas. Pueden multiplicarse sin control en ciertas condiciones. El hongo prospera en sitios húmedos y apretados, como los zapatos y las medias. En algunas personas, solo aparece entre los dedos, donde la piel se agrieta, excoria y descama. En otras, infecta las plantas y los costados de los pies, o afecta las uñas

¿Qué lo provoca?

Los hongos que causan el pie de atleta se llaman Trichophytons. Aunque los zapatos mal ventilados y las medias de fibra sintética son terreno fértil para los hongos, el pie de atleta no es muy contagioso, así que caminar descalzo en los vestuarios realmente no aumenta el riesgo.

Síntomas

  • Descamación y excoriación entre los dedos. En casos graves, puede haber grietas entre estos. 
  • Enrojecimiento, picazón, descamación y diminutas vejigas a los lados y en la planta de los pies. 
  • Piel suave y dolorida. 
  • Uñas de los pies infectadas que pueden volverse más gruesas, quebradizas o cambiar de color.

¿Cómo pueden ayudar los complementos?

Muchos doctores recetan fármacos antimicóticos convencionales para los casos recurrentes –pueden ser muy eficaces, pero muy caros. En casos más leves, los complementos pueden ser una solución menos costosa para atacar la infección; los síntomas deben empezar a ceder en una semana.
  • El aceite de melaleuca (poderoso agente antimicótico natural) puede ser una forma económica de combatir el pie de atleta. Cambia el ambiente químico de la piel, haciéndola inhóspita para el crecimiento del hongo. Los preparados tópicos eficaces abarcan cremas o lociones con aceite de melaleuca; busque productos que lo incluyan como uno de sus principales ingredientes, o prepárelo añadiendo dos partes de este aceite a tres partes de un aceite neutro, como el de almendra. 
  • La vitamina C, un antioxidante, fomenta la inmunidad y ayuda al organismo a combatir las infecciones micóticas. Puede tomarse mientras se usa alguno de los complementos tópicos recomendados.
  • Para un baño de pies antimicótico, vierta 20 gotas de este aceite en una pequeña palangana con agua tibia, meta los pies durante 15 minutos, dos o tres veces al día. Séquelos bien y frote unas gotitas de dicho aceite sin diluir en las áreas afectadas.
  • Frote aceite de ajo directamente en las áreas afectadas. El ajo contiene un antibiótico natural llamado alicina que puede ayudar a desaparecer el pie de atleta. También puede ponerse polvo de ajo en los pies.
  • La caléndula, derivada de una flor dorada tipo margarita, es otra opción útil y fácil de conseguir en tiendas naturistas; esta hierba alivia la inflamación y brinda alivio a la piel, lo que favorece la curación.

¿Qué más puede hacer?

  • Mantenga los pies limpios y secos. Utilice un secador de pelo en la temperatura baja. Si prefiere una toalla, lávela después de cada uso.
  • Póngase medias limpias y secas. Ventile sus zapatos después de que se las haya puesto, y no use el mismo par todos los días.
  • Ande descalzo o con zapatos ventilados para que “respiren” los pies.
  • Pruebe lociones y polvos antimicóticos de venta libre; pero evite los que tengan maicena, ya que pueden estimular el crecimiento del hongo.
  • Córtese las uñas en forma transversal para evitar la infección micótica.

Sabía que… El pie de atleta generalmente no le ocurre a niños menores de 12 años. Si un pequeño muestra síntomas como los del pie de atleta, es posible que sea otra afección cutánea, y sería conveniente que lo revisara un pediatra.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas