¿Se puede vivir mejor con esclerosis múltiple? ¿Se puede vivir mejor con esclerosis múltiple?

La esclerosis múltiple es un trastorno nervioso progresivo y degenerativo. Este incapacitante trastorno puede ser tratado con fármacos convencionales, pero últimamente se ha suscitado un creciente interés en los complementos.

La esclerosis múltiple es un trastorno nervioso progresivo y degenerativo, de evolución muy variable, que ataca a adultos jóvenes. En algunos casos, el daño al nervio óptico o a los nervios del cerebro y de la médula espinal puede provocar dificultades para ver o para caminar, habla ilegible, pérdida de control vesical e intestinal, pensamiento obnubilado y parálisis.  Los primeros signos se parecen a los de muchas otras afecciones. Incluyen visión doble o borrosa; hormigueo en brazos o piernas; inestabilidad o torpeza, y otros problemas motrices, visuales y sensoriales. La evolución del mal varía mucho. Según su gravedad, la persona puede tener fatiga intensa, rigidez muscular y temblores nerviosos; coordinación deficiente, habla defectuosa e incontinencia.

¿Qué provoca la esclerosis múltiple?

Varios expertos creen que es un trastorno autoinmunitario, en el cual el sistema inmunitario del organismo ataca a su propio tejido nervioso. Se ignora qué causa esta reacción. Quizá sea un virus —tal vez uno común, como el del sarampión o el del herpes simple— que ha estado latente.

¿Qué tomar para mejorar la calidad de vida cuando padece esclerosis múltiple?

La terapia de complementos debe empezar de inmediato. Tiene varias metas: aumentar la actividad antioxidante y proteger a las neuronas de las sustancias reactivas llamadas radicales libres; estimular la producción de ácidos grasos esenciales y de otras sustancias que forman los nervios, y disminuir la inflamación nerviosa. Todos los complementos pueden tomarse juntos y con fármacos convencionales. Es posible que pase un mes antes de ver resultados.

  • Las vitaminas C y E son valiosas para este mal por sus propiedades antioxidantes.
  • El complejo B más vitamina B12 adicional y el ácido fólico son básicos porque intervienen en el mantenimiento y la función de la estructura nerviosa. Varios estudios muestran que los pacientes de esclerosis múltiple tienen niveles bajos de vitamina B12 o problemas para asimilarla bien.
  • Otro complemento que puede ayudar es el seudoaminoácido NAC (N-acetilcisteína), un antioxidante que protege las neuronas; cada tercer día, alterne el NAC con una combinación de cinc y cobre para ayudar a reducir la inflamación.
  • También es importante obtener ácidos grasos esenciales adicionales, como el aceite de linaza y el aceite de onagra, pues desinflaman y, con el tiempo, ayudan a crear nervios sanos. 
  • Las semillas de lino (linaza) son la fuente de un aceite con sabor a nuez, rico en ácidos grasos esenciales que protegen los nervios.
  • Por último, el ginkgo biloba (hierba) puede ser benéfico, pues actúa como antioxidante y mejora el flujo sanguíneo al sistema nervioso.

¿Qué hacer para mejorar la vida de una persona con esclerosis múltiple?

  • Evite acalorarse excesivamente. Los baños de sol, los grandes esfuerzos y los baños muy calientes pueden agravar los síntomas.
  • Pregunte a su médico sobre las terapias nutricionales. Hay dietas especiales que pueden retardar la evolución de la esclerosis múltiple.
  • Haga ejercicio ligero para aumentar la fuerza y flexibilidad muscular, pero no durante una crisis aguda.
  • Investigue qué trabajos puede hacer en su casa, o los de medio tiempo si el horario de tiempo completo le resulta físicamente difícil.
  • La asistencia psicológica, la fisioterapia y la terapia ocupacional pueden ayudar a pacientes y familiares a sobrellevar la enfermedad.

¡Evite el estrés!

El estrés no es bueno para nadie, y es muy nocivo si usted tiene esclerosis múltiple. En un estudio a personas con este mal se encontró una relación entre los niveles de estrés altos (disputas cotidianas y hechos importantes de la vida) y nuevo daño nervioso en el cerebro. Según un estudio reciente, hay una faceta de la esclerosis múltiple que antes no se conocía: destruye las neuronas de la misma forma en que sucede con el mal de Parkinson o la enfermedad de Alzheimer. 

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas