usos del aloe vera usos del aloe vera

Considerada el botiquín de primeros auxilios de la madre naturaleza, le sorprenderá saber la cantidad de usos que se obtienen del gel del aloe vera.

El aloe vera es uno de los remedios naturales más versátiles, pero no se debe guardar en la despensa. En lugar de eso, es preferible cultivar esta planta suculenta y espinosa en el balcón o en macetas, porque sus hojas carnosas contienen una sustancia gelatinosa que los sanadores consideran el botiquín de primeros auxilios de la madre Naturaleza. Esta planta, de la misma familia que los lirios, prospera más cuando menos se la cuida, y es tan resistente que durante años podrá cosechar su magia para cicatrizar heridas, humectar la piel y curar úlceras. En los siglos XVII y XVIII las plantas de aloe migraron desde África hacia América, donde fueron rápidamente adoptadas por los sanadores del Nuevo Mundo. 

Entre los múltiples usos que podemos darle figuran: el tratamiento contra el acné, las aftas, ampollas, arrugas finas,  cabello seco, caspa, eczemas, erupciones por calor, hemorroides, herpes, irritación al afeitarse, manchas de la edad, picaduras de insectos, pie de atleta, problemas de encías, psoriasis, quemaduras menores y de sol, sangrado de nariz, úlceras y verrugas. 

El gel milagroso 

Si bien el aloe vera es un 99% de agua, el gel traslúcido del interior de las hojas contiene una variedad de potentes compuestos curativos; por ejemplo, glicoproteínas y polisacáridos. Las glicoproteínas aceleran la curación porque calman el dolor y la inflamación. Los polisacáridos humectan la piel, estimulan su crecimiento y reparación, y facilitan la cicatrización de heridas. Más aún, el gel de aloe vera contiene una sustancia analgésica llamada bradiquininasa, que ayuda a reducir la hinchazón. Otro componente del gel de aloe, el lactato de magnesio mineral, suaviza la picazón y alivia las erupciones alérgicas.
El mejor gel de aloe vera proviene de la planta viva. Retire un tallo grueso, córtelo a lo largo y exprima el gel directo sobre la piel. Asegúrese de que el jugo no toque la ropa, porque deja manchas. Se consiguen plantas de aloe vera en la mayoría de los viveros. Necesitan muy pocos cuidados.
¿No tiene una planta de aloe vera? No hay problema. Hallará gel de aloe vera puro en la mayoría de los comercios de dietética. Lea la etiqueta con atención para asegurarse de que el producto sea 100% gel puro de aloe, sin ingredientes adicionales.

Precauciones

Las plantas de aloe producen otra sustancia llamada látex de aloe, que se obtiene de la piel de las hojas. Es un líquido amargo y amarillento que actúa como potente laxante; demasiado potente, en realidad. Esta sustancia, clasificada como laxante estimulante, puede causar graves espasmos y diarrea, e incluso puede afectar el equilibrio electrolítico de minerales que tienen una función crítica en el organismo. Créalo: éste no es un buen remedio para irregularidad intestinal o constipación.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas