Remedios naturales y caseros de todo el mundo Remedios naturales y caseros de todo el mundo

Muchos de nosotros recurrimos a los remedios caseros, sean o no eficaces, a fin de tratar ciertos padecimientos o molestias. Aquí los tratamientos naturales

de eficacia probada.

En esta ocasión, les pedimos a varios editores de Reader’s Digest —de nuestras redacciones de todo el mundo— que compartieran con nosotros aquellos tratamientos folclóricos que les han dado resultado; luego revisamos a cuáles de ellos respalda la ciencia. Aquí nuestros favoritos.


Francia
Vinagre
Contrarresta infecciones

Dentro de las creencias populares francesas, se dice que durante la plaga de peste negra del siglo XVII, una banda de cuatro ladrones se dedicaba a robar los objetos de valor que quedaban en los cadáveres; sin embargo, nunca contrajeron la enfermedad. Un mejunje de vinagre y hierbas que se untaban en el cuerpo los mantenía a salvo.

Dicha mezcla, conocida hoy en día como vinaigre des quatre voleurs (vinagre de los cuatro ladrones), se emplea para tratar infecciones. Está comprobado que varios de los ingredientes que se ponen a macerar en la sustancia —ajo, romero, salvia, lavanda, tomillo, bayas de enebro y pimienta negra, entre otros— tienen propiedades antibacterianas. 

“Conozco a personas que lo emplean como remedio antibacteriano”, cuenta Stéphane Calmeyn, editor de Selecciones en Paris. Nuestro colega nos comentó que un amigo suyo con diabetes tipo 2 asegura que este brebaje le ayudó a regular sus niveles de glucosa en sangre.

Aunque es necesario realizar más investigaciones al respecto, existe evidencia de que el vinagre, en particular el de manzana, puede incidir en la glucemia, ya que retarda la velocidad con la que el estómago se vacía y se digieren los almidones, reduciendo así los picos de glucosa que se presentan después de comer. No obstante, consulte a su médico antes de ingerirlo, sobre todo si está tomando medicamentos para controlar la hiperglucemia. 

El vinagre de manzana también evita que comamos en exceso, señala un pequeño estudio realizado en Suecia, en el que se observó que aquellos que consumían este líquido en algún alimento reportaron sentirse más satisfechos que quienes no lo ingerían. Esto podría ayudarnos a dejar de comer esos bocadillos nocturnos tan poco saludables.

Más vale no beber vinagre sin antes diluirlo, ya que, debido a su grado de acidez, podría dañar el esmalte de los dientes. Lo mejor es agregar una o dos cucharaditas a un vaso de agua o a una taza de té.


Malasia
Papaya
Mejora la salud digestiva

Cuando su esposo padeció una intoxicación alimentaria mientras estaban de viaje por Malasia en 2017, Bonnie Munday, nuestra editora internacional, hizo caso a la recomendación que le hicieron los locales.

“No teníamos ningún medicamento para los problemas estomacales, pero el administrador del hotel donde nos hospedábamos nos aconsejó comer papaya madura”, comenta Bonnie, miembro de la edición internacional de Selecciones quien trabaja desde Toronto. Aunque al principio se mostró escéptica, de todos modos le compró la fruta a un vendedor cuyo puesto estaba en la playa. “Una hora o dos después de que mi esposo la comiera se sintió mucho mejor”.

Un estudio realizado en la Universidad Obafemi Awolowo, de Nigeria, publicado en la Journal of Medicinal Food, descubrió que la papaya —fruta de pulpa anaranjada endémica de México y que crece en zonas tropicales— combate los parásitos intestinales. Cuando los investigadores suministraron una preparación de semillas del fruto a los niños que dieron positivo a parásitos intestinales, se demostró su eficacia antihelmíntica (capacidad para eliminar lombrices parasíticas) y antiamebiana (que destruye o elimina amebas): eliminó los parásitos sin efectos secundarios dañinos. 

Asimismo, los resultados de un estudio doble ciego controlado con placebo, publicados en 2013 por Neuroendocrinology Letters, mostraron que los voluntarios que referían problemas digestivos —como distensión abdominal y estreñimiento— presentaban mejorías significativas después de ingerir un suplemento de pulpa de papaya llamado Caricol. Esta fruta también es rica en vitamina C y tiene un alto contenido de fibra y agua, lo cual contribuye a regular la actividad intestinal.

“Desde aquella ocasión en Malasia, cada vez que vemos que hay papaya en la tienda, la compramos. Es buena para nuestra salud digestiva”, afirma Bonnie. 

Remedios naturales y caseros de todo el mundo

Alemania
Caléndula
Desinflama

“Muchas personas en Alemania consideran que la caléndula es una cura milagrosa. Incluso cuentan con su propia receta para preparar un bálsamo con esta hierba”, cuenta Annemarie Schäfer, quien trabaja en el equipo de Selecciones en Stuttgart.

Su prima Marlen, quien es profesora, recuerda que su madre tenía caléndula —también conocida como botón de oro, mercadela o maravilla— en su jardín e incorporaba las flores de color anaranjado y amarillo con manteca de cerdo caliente (también se puede usar petrolato, cera de abeja o aceite de oliva). Tras dejarla macerar unos días, colaba la mezcla y la ponía en frascos. La empleaba para humectar sus manos ásperas, aplicarla en picaduras de insectos y sobre el acné, así como para mitigar irritaciones cutáneas. 

Las altas concentraciones de antioxidantes en los pétalos secos mitigan el daño causado por los radicales libres. Los experimentos de laboratorio y en animales han demostrado que la flor contiene sustancias antiinflamatorias y antimicrobianas que previenen infecciones y ayudan a sanar las heridas al estimular la regeneración de los tejidos y los vasos sanguíneos. En pacientes con úlceras venosas tratadas tanto con ungüento de caléndula con apósitos de solución fisiológica, se demostró que la planta ayudó a que las llagas sanaran mucho más rápido.


Portugal
Ajo
Destruye verrugas, callos e hiperqueratosis

“Aquí usamos mucho el ajo para cocinar”, cuenta Mario Costa, editor de Selecciones que vive en Lisboa. “Pero algunas personas, en especial en las zonas rurales, también lo emplean para deshacerse de las verrugas, los callos y la hiperqueratosis (piel endurecida)”.

Tanto la hiperqueratosis como los callos son acumulaciones cutáneas en los puntos de apoyo del pie; las verrugas son pequeñas excrecencias que aparecen en cualquier parte del cuerpo y son causadas por el virus del papiloma humano. En una investigación publicada en el 2005 por la International Journal of Dermatology, se descubrió que las verrugas tratadas con extracto de ajo a diario desaparecieron en todos los sujetos de estudio al cabo de dos semanas. Además, los callos se esfumaron en el 80 por ciento de los voluntarios después de tres semanas de aplicación.

El ajo tiene propiedades antibacterianas (gracias a la alicina, su principal compuesto) y su efecto antiviral podría atacar el patógeno que causa las verrugas. Tenga cuidado de que el ajo crudo no toque la piel sana, pues puede causar irritación y una lesión parecida a las quemaduras.

Este tratamiento funcionó para Georgina, una lectora de Selecciones radicada en la zona centro de Portugal. Así nos lo contó en Facebook: “Hace unos años, cuando la tía de mi amiga notó que yo cojeaba a causa de un callo, me compartió la receta de este remedio casero. Así que horneé unos dientes de ajo, los trituré y apliqué la pasta resultante sobre la callosidad, protegiendo la piel sana, y cubrí la cataplasma con gasas. Realicé este procedimiento a diario y, aunque el olor era un poco intenso, el callo desapareció a los cinco días”.

Remedios naturales y caseros de todo el mundo

Eslovenia
Hierba de San Juan
Calma los malestares de la piel

“Utilizamos una pomada que contiene hierba de san Juan para sanar heridas y paliar malestares de la piel”, afirma Maja Lihtenvalner, editora de Selecciones, en Liubliana. Esta hierba de flores amarillas es endémica de Europa, el norte de África y el suroeste asiático.

Maja nos comparte la experiencia de uno de sus amigos —un consultor y productor de aceite de oliva de cincuenta y tantos años— y los recuerdos que tiene de su abuela, quien siempre tenía esa planta en su cocina. “Neven solía pasar las vacaciones en casa de su abuela, cerca del Adriático, y a menudo sufría quemaduras solares. Entonces, su abuelita le aplicaba una mezcla de la hierba de san Juan y aceite de oliva sobre su lacerada piel”. También la usaba para tratar las quemaduras y las picaduras de insectos. “Él dice que siempre le brindaba alivio”.

Algunos estudios efectuados en animales en Turquía, hace algunos años, demostraron que esta hierba medicinal estimula la cicatrización y calma el ardor provocado por las quemaduras. Las ratas que fueron tratadas de forma tópica con esta planta, cuatro veces al día, sanaron más rápido que las de los grupos con una prescripción distinta. 

Otra muestra de su eficacia es un ensayo clínico aleatorizado con doble ciego iraní realizado en 144 mujeres y cuyos resultados fueron publicados en la Journal of Alternative and Complementary Medicine. El estudió descubrió que las pacientes de cesárea a quienes se les aplicó una pomada a base de hierba se san Juan tres veces al día, durante 16 jornadas, habían presentado una mejoría en la cicatrización de sus heridas, además experimentaron menos dolor que las voluntarias en los grupos control y placebo.

Ingerir la hierba de san Juan también puede ayudar a tratar casos de depresión de leve a moderada y algunos síntomas de la menopausia, como los bochornos. Es importante consultar a su médico antes de tomarla ya que puede tener efectos secundarios e interacciones con ciertos medicamentos.


Brasil
Marcela
Calma el catarro

“Cuando éramos niños y nos daba tos, mi abuela batía una yema de huevo con azúcar. Cuando estaba blanqueada, combinaba la mezcla con una taza de té de marcela”, relata Tanara Vieira, diseñadora de Selecciones Brasil. “La preparación era tan sabrosa que mi hermana, mis primos y yo solíamos fingir que habíamos enfermado con tal de que nos la diera”.

Desde hace mucho tiempo, a lo largo y ancho de Brasil, las plantas han sido utilizadas con fines medicinales. Una revisión de diversos estudios publicada en 2014 por la Brazilian Journal of Pharmacognosy buscaba comprobar si una variedad de plantas de la región sureña de Río Grande en efecto brindaba los beneficios a la salud que se les atribuían. Dicho análisis demostró que en muchos estudios preclínicos existe evidencia de que la abuela de Tanara tenía razón: la marcela (Achyrocline satureoides), una planta de la familia de las margaritas, ayuda a calmar la tos. Además, hace las veces de relajante muscular, antiinflamatorio y analgésico.

Remedios naturales y caseros de todo el mundo

España
Aceite de oliva
Ablanda el cerumen

necesitamos el cerumen porque mantiene humectada la piel que se encuentra dentro del oído y ayuda a prevenir que las bacterias lleguen al interior del órgano. Sin embargo, si esta se acumula en exceso, llega a formar un tapón que puede provocar zumbidos, mareos o pérdida de audición. Puede sufrir oclusión ceruminal si utiliza hisopos, ya que estos empujan la cerilla adentro del canal auditivo externo; también existe la posibilidad de que su organismo la secrete en demasía y sea propenso a la formación de dichas obstrucciones. Esto le pasa sobre todo a los adultos mayores o a quienes usan auxiliares auditivos.

Varias personas en muchas partes del mundo han notado que poner un poco de aceite tibio —ya sea de almendra o de oliva— a menudo suaviza el cerumen, destapando el conducto. Natalia Alonso, editora de Selecciones, de Madrid, afirma que su cuñada, Carmen, va con su médico para que le retire la cerilla; no obstante, en ocasiones lo hace ella misma.

“Recientemente, durante unas vacaciones en Galicia, Carmen notó que su audición había disminuido; de inmediato supo cuál era el problema”, relata Natalia. “Entonces, remojó una bolita de algodón en un poco de aceite de oliva tibio, dejó caer unas gotas dentro de su oído y pronto notó que el inconveniente se había esfumado”.

Un análisis de 26 ensayos clínicos realizado por la Universidad de Southampton encontró que los ablandadores de la cera son eficaces, y que rara vez provocan efectos secundarios. No obstante, es recomendable que consulte con su médico antes de realizar cualquier tratamiento para solucionar los problemas de audición por usted mismo.


Australia
Aceite de eucalipto
Despeja las vías respiratorias

Adele burley emplea el aceite de eucalipto para atenuar los síntomas causados por los resfríos, como la congestión nasal. “Ayuda a despejar las vías respiratorias”, explica nuestra directora de arte para Selecciones, en Sidney. “Yo vierto algunas gotas a un tazón con agua hirviendo, cubro mi cabeza con una toalla y hago vaporizaciones”.

En un ensayo clínico aleatorizado con doble ciego en el que participaron 152 personas, cuyos resultados publicó The Laryngoscope en 2009, investigadores alemanes descubrieron que el elemento principal del aceite de eucalipto —el 1,8-cieol o eucaliptol— resultó eficaz e inocuo para tratar la sinusitis: ayudó a despejar la obstrucción nasal, así como a eliminar el moco.

El árbol de eucalipto es endémico de Australia y el aceite de sus hojas es igualmente útil si se padece rinitis alérgica perenne: congestión o escurrimiento nasal crónico causado por la caspa animal, el moho o el polvo. Un estudio publicado en 2016 por Evidence-Based Complementary and Alternative Medicine, de Corea del Sur, encontró que los aceites esenciales que contenían 1,8-cineol atenuaban los síntomas. De los 54 participantes entre los 20 y 60 años, aquellos que inhalaron el aceite por cinco minutos, dos veces al día durante siete días también durmieron mejor que quienes utilizaron un placebo.

No ingiera el aceite de eucalipto y evite aplicarlo directamente sobre su piel: si no está diluido, puede irritar su piel. 

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas