¿Puede el sabal mejorar su problema de próstata? ¿Puede el sabal mejorar su problema de próstata?

El fruto deshidratado del sabal, generalmente procesado en cápsulas de gel blando, es un potente remedio para las dolencias de la próstata.

¿Qué es el sabal?

El sabal es una pequeña palma silvestre que crece en varios países, tiene unos tallos puntiagudos y dentados en la base de cada hoja. Llega a vivir 700 años y parece casi indestructible; es resistente a sequías, a plagas de insectos y al fuego. Los nativos de América del Norte consumían con frecuencia esta hierba como alimento, por lo que es probable que hubiera pocos problemas de próstata entre ellos. 

Una hierba aliada para la salud masculina

Su uso tradicional tiene una larga historia. Los nativos norteamericanos lo empleaban para curar trastornos de las vías urinarias. Los primeros colonizadores, al notar la vitalidad de los animales que se alimentaban de las bayas, se las daban a las personas débiles como tónico general. A través de los años se ha usado para mitigar la tos persistente y para mejorar la digestión. Hoy, su fama se debe sobre todo a la capacidad que tiene para aliviar los síntomas de la hipertrofia prostática, lo cual ha sido confirmado por varios estudios científicos.

Principales beneficios

En Italia, Alemania, Francia y otros países, los médicos suelen recetar sabal cuando hay crecimiento benigno de la próstata (no cancerígeno) o HPB (hiperplasia prostática benigna o hipertrofia). Cuando esta glándula masculina parecida a una nuez aumenta de tamaño —una enfermedad común que afecta a más de la mitad de los hombres que tienen más de 50 años—, puede presionar la uretra, que es el conducto por el que pasa la orina de la vejiga a la próstata para salir por el pene. Los síntomas consiguientes incluyen micciones frecuentes (sobre todo por la noche), un flujo débil de orina, dolor al orinar y dificultad para vaciar bien la vejiga. Los investigadores creen que el sabal alivia los síntomas de la HPB de varios modos. El más importante parece ser al alterar los niveles de distintas hormonas que inducen la multiplicación de células en la próstata. La planta también puede reducir la inflamación y la hinchazón del tejido. Algunos estudios han descubierto que el sabal produce menores efectos secundarios (como impotencia) y resultados más rápidos que el fármaco convencional para la próstata llamado finasteride (Proscar). La planta tardó únicamente 30 días en surtir efecto, comparado con por lo menos seis meses de uso del medicamento prescrito.

El sabal y su efecto en una infección urinaria

  • Se ha usado para tratar ciertas inflamaciones de la próstata (prostatitis). En pruebas de laboratorio ha aumentado la capacidad del sistema inmunitario para eliminar bacterias, lo que indica que puede ser un tratamiento potencial para infecciones urinarias o de la próstata.
  • Debido a que afecta los niveles de las hormonas que propician el cáncer, los científicos están investigando su posible función para prevenir el cáncer de próstata.
  • Modera las micciones frecuentes por la noche y otros síntomas de hipertrofia prostática benigna.
  • Aligera la inflamación prostática.
  • Puede aumentar la inmunidad y curar infecciones urinarias.

¿Cómo se toma el sabal serrulata?

  • La dosificación habitual es de 160 mg, dos veces al día. Tenga cuidado con las dosis mayores; no existen estudios científicos que hayan analizado los efectos de dosis diarias superiores a 320 mg.
  • Elija complementos de extractos estandarizados con ácidos grasos y esteroles del 85 al 95%, los agentes activos de las bayas causantes de sus efectos terapéuticos.
  • Como el sabal tiene un sabor amargo, es conveniente diluirlo en un poco de agua si se toma líquido.
  • La hierba puede tomarse con o sin alimentos. Aunque algunos curanderos recomiendan beber té de sabal, este quizá no contenga cantidades terapéuticas de los agentes activos y aporte pocos beneficios al tratamiento de la HPB.
  • Posibles efectos secundarios: Son relativamente poco comunes e incluyen dolor abdominal leve, náuseas, mareos y dolor de cabeza. Muy rara vez, los hombres pueden tener crecimiento de mamas. Si hay efectos secundarios, reduzca o suspenda la dosis.
  • ¡ADVERTENCIA! Si hay sangre en la orina o tiene dificultad para orinar, debe consultar a su médico antes de tomar sabal. Estos síntomas pueden estar relacionados con el cáncer de próstata. Como el sabal afecta los niveles hormonales, los hombres con cáncer de próstata, o cualquiera que tome hormonas, deben consultar con el médico sobre el uso de la hierba. 

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas