Imagen Imagen

Pisada y condimentada, puede servirse como dip (el guacamole) o como pasta untable. 

Aunque suele confundirse con una hortaliza, la palta es en realidad una fruta, la parte reproductiva de la planta. Su sabor rico y mantecoso y su textura suave la vuelven ideal para ensaladas y sándwiches. Pisada y condimentada, puede servirse como dip (el guacamole) o como pasta untable.

Consejo: mezclala siempre con un poco de limón o vinagre para evitar la decoloración de la pulpa, que se oxida en contacto con el aire.  

BENEFICIOS PARA LA SALUD

  • Buena fuente de vitaminas C, E y B6, potasio, luteína y fibra.
  • Cantidades importantes de hierro, magnesio y folato.

DESVENTAJAS

  • Tienen muchas calorías, un 85 por ciento proveniente de grasa.

Las paltas son ricas en dos fitoquímicos: el betasitosterol, un importante fitoquímico vinculado a niveles más bajos de colesterol, y el glutatión, un antioxidante que protege contra varios cánceres. Las vitaminas C y E, también presentes en buenas cantidades, son antioxidantes que ayudan a evitar el daño de los radicales libres. La vitamina B6 es importante para el correcto funcionamiento de los nervios, ayuda a prevenir cataratas y la degeneración macular. El potasio contribuye a controlar la presión y mantiene el ritmo cardíaco normal y el sistema nervioso sano. Un cuarto de palta contiene alrededor de 143 kcal, y tiene más calorías y grasa que cualquier otra fruta. Entera, puede contener hasta 371 kcal y 37 g de grasa. Sin embargo, como la mayor parte de la grasa es monoinsaturada, no aumenta el colesterol, a diferencia del aceite saturado que procede de las palmeras y de otras plantas tropicales. Cuando se sirve como parte de otra comida sin grasa o como colación, aporta importantes nutrientes.

Consejito práctico Podés sentir al tacto si una palta está madura, pero si tenés dudas, usá un escarbadientes. Introducilo en el extremo del tallo y si se mueve hacia dentro y hacia fuera fácilmente, está maduro y listo para comer.

¿Cómo conservarlas?Si comprás paltas verdes, madurarán a temperatura ambiente en unos días. Para acelerar su maduración, colocalas en una bolsa de papel oscuro. Almacenalas a temperatura ambiente durante un día o dos, hasta que su cáscara ceda a una leve presión. Vos  también podés madurar las paltas cortadas de este modo. La superficie cortada terminará por mancharse pero este fenómeno puede retrasarse cubriendo la superficie cortada con jugo de limón y luego aplicándole una envoltura de plástico o papel aluminio. Las paltas maduras pueden estar en la heladera durante cuatro o cinco días. No las refrigeres si aún no están maduras porque así nunca terminarán de madurar. Si compraste paltas en gran cantidad, pelalas y hacé una pasta con ellas agregando un poco de jugo de limón para limitar su oxidación. Después guardá la pasta en un recipiente de plástico con tapa, etiquetá la fecha y guardalo en el freezer hasta por cuatro meses.

¿Querés aprender una técnica para pelar paltas rápido? Hacé click aquí.

       

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Imagen Blas agustín
Blas agustín

buen alimento

Notas Relacionadas