¿Mucho tiempo quieto? Dígale NO a los dolores de espalda ¿Mucho tiempo quieto? Dígale NO a los dolores de espalda

La falta de ejercicio, el daño vertebral, la presión en los nervios, los ligamentos lesionados, la mala alineación o la inflamación de las articulaciones o vértebras dañadas son causa de dolor de espalda. ¿Cómo evitarlo?

Otras causas que pueden provocarlo son el embarazo, las malas posturas, una cama inadecuada, levantar objetos pesados o la práctica sin preparación de una nueva actividad deportiva. Un quiropráctico o un osteópata pueden aliviar muchos dolores de espalda, pero una dieta sana los previene a largo plazo.

No hay “curas” nutricionales para el dolor de espalda, pero un régimen adecuado y perder peso ayudan a aliviar el dolor en quienes tienen sobrepeso; el esfuerzo adicional que el exceso de peso impone en la columna contribuye a este problema.

Una dieta con los nutrientes necesarios para tener huesos y músculos sanos puede reducir el riesgo de sufrir problemas de espalda. Las proteínas son básicas para generar el tejido muscular que la espalda requiere. Las vitaminas B, en particular la niacina, fortalecen y nutren los tejidos nerviosos. El hígado y los pescados grasos, como sardinas, caballa y salmón, son buenas fuentes de niacina y de vitamina D, que coadyuvan en la absorción de calcio y en el desarrollo y mantenimiento de huesos y nervios sanos. Cien gramos de cualquier pescado graso dos veces por semana proporcionan la ingesta semanal recomendada. Además, los ácidos grasos del pescado ayudan a suprimir la inflamación y, por lo tanto, el dolor en las articulaciones.

Cítricos, repollo, guayaba, papaya, kiwi y ajíes son excelentes fuentes de vitamina C, necesaria para el desarrollo de huesos fuertes y para mantener un sistema nervioso sano. Se recomienda que un adulto sano ingiera unos 40 g de vitamina C por día, lo que puede obtenerse con dos porciones de repollo, un mango, una papaya pequeña o media guayaba; pero los fumadores necesitan el doble.

Con dolor de espalda, se debe reducir el café, el té o cualquier otra bebida con cafeína, pues estrechan los vasos sanguíneos. Esto disminuye el flujo de sangre y los nutrientes que lleva a los tendones de la columna, lo que hace más lenta la curación. El movimiento es esencial para unas articulaciones sanas; por eso, para aliviar el dolor o para prevenirlo, lo mejor es mantenerse activo.

El dolor de espalda es un problema recurrente, en especial cuando aumenta la edad; pero se requiere acudir al médico para un buen diagnóstico, ya que puede ser síntoma de un trastorno más serio, como osteoporosis o, raramente, cáncer.

Consuma en abundancia

* Pescados grasos.
* Cítricos, papaya, kiwi y ajíes.

Limite

* Té, café y otras bebidas con cafeína.
* Grasas y azúcar, si hay sobrepeso.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas