Medidas de prevención para la candidiasis vaginal Medidas de prevención para la candidiasis vaginal

Si usted es propensa al ardor y picazón en la zona vaginal, los complementos naturales pueden ser útiles para fortalecer las defensas contra este mal.

El Candida albicans es el organismo responsable de la mayoría de las infecciones vaginales, y normalmente está en el cuerpo en cantidades pequeñas e inocuas. Pero en ciertas condiciones se multiplica con rapidez y causa síntomas molestos. Como casi todos los hongos, el Candida albicans prolifera en áreas húmedas y tibias, como la vagina. Otras especies de Candida también pueden contribuir a estas infecciones.

Cuáles son las causas de la candidiasis vaginal

Es una afección muy común. Cualquier factor que altere el equilibrio del hongo y las bacterias o el pH (ácido/base) de la vagina puede crear condiciones ideales para el crecimiento sin control del Candida. El ambiente vaginal normal puede perturbarse por algo tan simple como usar pantalones ajustados o ropa interior de nailon. El riesgo también aumenta con los cambios hormonales del embarazo, el uso de anticonceptivos o espermicidas o la diabetes. Un sistema inmunitario debilitado por enfermedad, estrés o falta de sueño, así como por quimioterapias o una infección de VIH, también puede propiciar la proliferación del hongo. Tomar ciertos antibióticos, como la ampicilina o la tetraciclina, suele inducir estas infecciones, pues estos fármacos no solo destruyen las bacterias que causan la enfermedad, sino también las “benignas” que controlan los niveles de Candida.

Cómo ayudan los complementos al alivio de la candidiasis vaginal

Empiece tomando los complementos en las dosis recomendadas, desde la primera vez que note síntomas hasta que desaparezca la infección. Todos pueden combinarse con tratamientos recetados o de venta libre, menos los supositorios vaginales. Asegúrese de tener un diagnóstico adecuado antes de tratar una infección vaginal por su cuenta.

  • Fortalecer el sistema inmunitario con vitamina C y equinácea ayuda al organismo a combatir las candidiasis agudas. Al parecer, la equinácea provoca que los glóbulos blancos destruyan el hongo; y la vitamina C inhibe su crecimiento.
  • Los complementos de acidófilos pueden aportar bacterias benignas que ayuden a controlar el crecimiento de Candida.
  • Profilaxis: Si usted es sensible a estas infecciones, tome equinácea durante tres semanas, suspéndala una, y luego reanude; úsela seis meses junto con vitamina C y acidófilos.
  • Incremente sus reservas de bacterias benignas tomando complementos de acidófilos y bifidus; estos son muy importantes si su infección es causada por tomar antibióticos. También incluya FOS (fructooligosacáridos), pues estos carbohidratos no digeribles alimentan a las bacterias útiles y favorecen su crecimiento. Si prefiere no usar las cremas antimicóticas habituales, pruebe los supositorios preparados de aceite de melaleuca o de vitamina A y caléndula. Estudios clínicos han demostrado que el aceite de melaleuca es un agente antimicótico eficaz. La vitamina A favorece el mantenimiento saludable de las membranas mucosas que recubren la vagina; y la caléndula tiene propiedades antiinflamatorias y antimicóticas.

Cómo prevenir la candidiasis vaginal

  • Use ropa interior de algodón; evite las pantimedias.
  • No use tampones con desodorante, atomizadores o lavados comerciales.
  • Use un jabón neutro para lavar el área vaginal.
  • Coma yogur con cultivos vivos (activos). Algunos estudios han demostrado que 1 pote al día reduce la frecuencia de las candidiasis.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas