Lo que debe saber de la anemia Lo que debe saber de la anemia

 La anemia es un trastorno común que afecta sobre todo a las mujeres. Tener una dieta balanceada ayuda a prevenir este mal.

“Anemia” es un término que abarca una variedad de problemas cuyo factor común es la incapacidad de los glóbulos rojos para transportar suficiente oxígeno. Esto puede deberse a un nivel anormalmente bajo de hemoglobina, la proteína que contiene hierro y pigmenta de rojo la sangre, encargada de transportar oxígeno de los pulmones a todas las células del cuerpo. Los síntomas de la anemia, por lo tanto, reflejan los de la falta de oxígeno. 

Anemia por falta de hierro 

Los tipos más comunes de anemia se deben a la deficiencia de hierro. Están en riesgo las mujeres con períodos menstruales abundantes, las embarazadas, los niños pequeños, las personas que se someten a dietas muy estrictas sin asesoramiento por un profesional.  Las mujeres embarazadas son proclives a la anemia por las demandas del bebé y la placenta. 

Otros tipos

La anemia hemolítica se produce cuando los glóbulos rojos se destruyen más rápido que lo normal. La causa puede ser hereditaria o el resultado de una o varias enfermedades; entre ellas la leucemia, otros cánceres, un funcionamiento anormal del bazo, trastornos inmunológicos e hipertensión severa. La anemia perniciosa o megaloblástica es provocada por una deficiencia de vitamina B12, necesaria para la formación de glóbulos rojos. Se puede producir una deficiencia de B12 si el estómago no produce suficiente ácido. 

Pautas alimentarias para anemia

  • Incluir una porción de carnes magras por día (carne vacuna, aves, pescados y mariscos), ya que aporta hierro llamado hemínico, que llega a la sangre fácilmente, sin ningún impedimento. Puede incluir una porción de hígado una vez a la semana (no más por su contenido en grasa) 
  • Incluir legumbres en la alimentación al menos 2 veces por semana: lentejas, porotos, garbanzos, soja, habas.
  • Incluir vegetales de hoja verde oscura, como espinaca, acelga, rúcula, radicheta.
  • Incluir como postre 1 fruta cítrica (naranja, mandarina, pomelo) o 1 kiwi, o ananá, o frutos rojos, en especial en las comidas que no lleven carne, ya que ayuda al aprovechamiento del hierro de los alimentos de origen vegetal (legumbres y hojas verdes), por su contenido de vitamina C.
  • Consuma leche y cereales enriquecidos con hierro. 

Límite: Las infusiones de té, mate cocido, café y cacao dificultan el aprovechamiento del hierro de la leche y los alimentos de origen vegetal (legumbres y hojas verdes)  por parte del cuerpo.

¡Cuidado!: No tome suplementos de hierro a menos que su médico se lo indique.  En el caso de tomarlos bajo indicación médica, hacerlo alejado de las comidas (1 hora antes de comer, o 2 h luego de haber comido). Puede acompañarlo con un vaso de jugo exprimido de 1 naranja sin azúcar para mejorar su  absorción.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas