Las plantas con más efectos curativos Las plantas con más efectos curativos

Se pueden utilizar para enfrentar distintos problemas de salud, de manera natural y sin efectos colaterales. Una guía de cómo emplearlas estas plantas curativas.

Diente de león

Es una de las plantas que más estimula la orina. La raíz es un laxante y tónico amargo, por lo que se utiliza en casos en los que es necesario eliminar líquidos -obesidad- o toxinas en la sangre -colesterol, diabetes-. También es empleado para tratar las piedras en el riñón. Es buena para tratar la hepatitis, debido a sus propiedades estimulantes de la función hepática y biliar. Es muy eficaz en casos de intoxicaciones, para mejorar la digestión y abrir el apetito, por ello es muy utilizada para tratar el trastorno de anorexia. Es un buen remedio contra la anemia y la ceguera.

Saponaria

La Saponaria (Saponaria officinalis), hierba jabonera o jabonaria, es una planta que lleva precisamente este nombre debido a que, al contacto con el agua, genera abundante espuma. La Saponaria es rica en saponinas, que tienen su origen en el mundo vegetal, encontrándose en muchas plantas como el ginseng, la alfalfa, el Aloe vera, la yuca, etc. Las saponinas son tóxicas cuando se ingieren en cantidades elevadas, pero tienen la cualidad de producir espuma en contacto con el agua, por lo que se considera que tienen propiedades detergentes.

Usos de la Saponaria: 

  • Se utiliza básicamente para tratar afecciones de las vías respiratorias como bronquitis, asma, etc. 
  • Muy útil para tratar y aliviar ataques de gota debido a sus cualidades diuréticas. 
  • Se utiliza también en casos de oliguria, urolitiasis, cistitis, reumatismo, colecistitis, hiperlipidemias, prevención de la arteriosclerosis, etc. 
  • Útil en uso externo para tratar dermatosis y furunculosis, mialgias, eczemas, dermatitis seborreicas, acné, estomatitis, amigdalitis. 
  • Con sus hojas se puede preparar una infusión y con las raíces una decocción o extracto fluido para tratar afecciones respiratorias. 
  • Con esta planta se elaboran numerosas medicinas expectorantes en gotas y jarabes.

Albahaca

El aspecto más destacado de la albahaca está en su esencia, rica en metilcavicol, estragol, linalol, cineol y eugeno. En su composición también destaca la presencia de saponina. Todo ello confiere a la albahaca sus propiedades aperitivas, digestivas, espasmolíticas, diuréticas, carminativas y ligeramente sedantes. Es rica en vitamina C, y utilizada de modo externo es analgésica, y antiséptica. Otros trastornos y afecciones para los que la albahaca puede utilizarse son el insomnio, la depresión, el agotamiento, los estados febriles, la faringitis, la laringitis, los parásitos intestinales y las dispepsias nerviosas. También activa el sistema inmunológico y favorece el aumento de los anticuerpos.

Las plantas con más efectos curativos

Lúpulo

El lúpulo tiene propiedades diuréticas (aumenta la orina), hipnóticas (combate el insomnio), sedativas (calma el nerviosismo y la ansiedad) y a pequeñas dosis hasta digestivas. Estas virtudes se pueden observar con claridad en la cerveza, elaborada del lúpulo, ya que es una bebida con un alto valor nutricional, es muy rica en hidratos de carbono, fibra y vitaminas. Favorece el tránsito intestinal, mejora la flora bacteriana del aparato digestivo, ayuda a controlar los nervios e, igualmente, a las personas que sufren de retención de líquido.

Perejil

Al perejil se le considera un potente diurético. Por esa razón, resulta beneficioso para las personas que sufren de retención de líquidos. Cuando se ingiere, tiene función digestiva, elimina flatulencias. También protege de la formación de cálculos en el riñón, permitiendo la expulsión de arenillas.

Es eficaz en afecciones de las vías respiratorias tales como tos, bronquitis y favorece la menstruación. Es considerado como afrodisíaco, puesto que aumenta el deseo sexual, sobre todo durante la menopausia. Además, sirve, aplicado de forma externa, para las hinchazones y prevenir moretones.

Alfalfa

La alfalfa es una planta diurética al aumentar la secreción y excreción de la orina. Igualmente, limpia el hígado, purifica la sangre en caso de barritos y espinillas y fortalece los pulmones. Debido a su abundancia en calcio, se utilizada como una gran alidada para combatir la osteopenía y la osteoporosis. En el caso de las madres que desean dejar de lactar, puede consumir alfalfa para lograr ese objetivo.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas