Imagen Imagen

Las personas han hecho un sinfín de disparates para bajar de peso. Divertite con sus locuras, pero no las imites.

No consumir nada excepto jugos, infectarse a propósito con parásitos, comer imaginariamente... Si existe una manera extrema de reducir la ingestión diaria de alimentos para bajar de peso rápidamente, alguien, en algún lugar, ya la ha puesto en práctica. Las dietas drásticas no solo son un síntoma de nuestra obsesión con el peso corporal en el siglo XXI. Durante por lo menos 1.000 años, la gente ha seguido los regímenes de alimentación más estrafalarios, poniendo en peligro su salud y, paradójicamente, su capacidad futura de adelgazar. Aquí algunas de las peores dietas a las que han llegado a someterse las personas:

La dieta de “solo alcohol”

Cuándo: Hacia 1086.
Quién: Se dice que Guillermo el Conquistador.
En qué consiste: Como había engordado tanto que ya no podía montar a caballo, este rey de Inglaterra supuestamente decidió encerrarse en sus aposentos y no consumir nada, excepto alcohol.
Por qué es una pésima idea: En el largo plazo las consecuencias son alcoholismo, insuficiencia hepática y deterioro físico general, pero Guillermo ni siquiera llegó a esa etapa. Aún con un abultado vientre, murió en 1087, al caerse de su caballo.

La dieta Graham

Cuándo: En 1829.
Quién: Sylvester Graham, ministro presbiteriano estadounidense, quien predicaba el vegetarianismo y la moderación sexual entre sus seguidores, los grahamitas.
En qué consiste: Consumir frutas y verduras frescas, alimentos elaborados con trigo entero, y nada de carne ni especias. Se creía que el régimen de Graham no solo mantenía saludable a la persona, sino que refrenaba los “pensamientos impuros” y evitaba la masturbación.
Por qué es una pésima idea: Esperar que la nutrición “combata” el deseo sexual es muy discutible. Una protesta pública por el puritanismo de las creencias de Graham finalmente llevó al abandono de la dieta, aunque el legado del reverendo, las ligeramente dulces “galletas Graham”, hoy día siguen siendo muy apreciadas por los estadounidenses.

La dieta de la solitaria

Cuándo: Entre 1900 y 1920.
Quién: Tyra Banks reavivó el interés por esta dieta al hablar de ella en su programa televisivo en 2009, aunque desde luego, no la recomendó.
En qué consiste: Tragarse una lombriz solitaria. Leyó bien: una Taenia solium, el gusano parásito que es el azote de muchos en los países menos desarrollados. Hace un siglo se vendían píldoras con huevitos de tenia, y se creía que las lombrices se alojaban en los intestinos y se comían parte del
alimento que la persona consumía antes de que llegara a engordar.
Por qué es una pésima idea: Puede provocar diarrea, dolor de estómago, expulsión de lombrices junto con las heces y posible crecimiento de larvas en el cerebro.


¿Cuál fue el método más extravagante que conociste para bajar de peso? ¿Lo pusiste en práctica?


La dieta Fletcher

Cuándo: Alrededor de 1910.
Quién: Entre sus adeptos estuvieron el magnate industrial John D. Rockefeller y los escritores Franz Kafka y Henry James.
En qué consiste: El médico estadounidense Horace Fletcher era un experto en dietética, y hacía hincapié sobre todo en la masticación. Creía que masticar la comida largo tiempo —por lo menos 32 veces cada bocado, y en ciertos casos cientos de veces— hacía que la gente comiera menos. Fletcher decía que esto también ayuda a asimilar mejor los nutrientes de los alimentos, y aseguraba que él había subsistido comiendo sólo papas durante 58 días.
Por qué es una pésima idea: Las mandíbulas empiezan a dolerle, y usted se convierte en un compañero de mesa muy aburrido. No tiene nada de malo masticar muchas veces la comida, pero la comunidad médica ya no insiste en recomendar esto.

La dieta de Hollywood (también llamada del pomelo)

Cuándo: Desde los años 30 hasta nuestros días.
Quién: Las estrellas del cine y quienes aspiran a la fama.
En qué consiste: El argumento es que el pomelo contiene una sustancia que, al ser ingerida junto con proteínas, ayuda a quemar las grasas y a bajar de peso. Esta dieta restringe mucho la ingestión de calorías, así que la pérdida de peso es un resultado lógico, y no un efecto del pomelo.
Por qué es una pésima idea: Los expertos dicen que la mayor parte de la “pérdida de peso” es en realidad pérdida de líquidos, y que los kilos que se bajan se recuperan en cuanto se suspende la dieta. Además, el pomelo puede interactuar mal con algunos fármacos, entre ellos los que se recetan para la hipertensión.

La dieta de la Bella Durmiente

Cuándo: En los años 50.
Quién: Se dice que Elvis Presley.
En qué consiste: Es muy sencilla: si duerme las 24 horas del día, los siete días de la semana, no come nada. Se dice que Elvis tomaba pastillas para dormir a fin de lograr “una milagrosa pérdida de peso”.
Por qué es una pésima idea: Sedarse innecesariamente rara vez tiene un buen final. La adicción es un riesgo real, y cuando la persona por fin se despierta, ¡está muerta de hambre!

La dieta Atkins

Cuándo: De los años 70 a los 90.
Quién: Renée Zellweger y Robbie Williams.
En qué consiste: Muchas proteínas y grasas y prácticamente nada de carbohidratos (ni siquiera los de las frutas). Esta dieta provoca una condición llamada cetosis, en la cual el organismo quema grasa en vez de glucosa. La teoría del doctor Robert Atkins dio origen a una industria masiva de alimentos bajos en carbohidratos que sigue prosperando hasta la fecha.
Por qué es una pésima idea: La cetosis puede dañar los órganos vitales y, para consternación de las personas vanidosas, produce mal aliento.

La dieta de la banana

Cuándo: Desde el año 2000.
Quién: Muchos japoneses.
En qué consiste: Comer por lo menos una banana en el desayuno, concentrándose en su sabor. Casi todo lo demás está permitido, aunque solo se puede tomar agua. Esta dieta ha causado furor en Japón.
Por qué es una pésima idea: Aunque las bananas son relativamente baratas, si no hace otros cambios en su dieta es poco probable que baje de peso y se mantenga así.

La dieta de aire

Cuándo: En 2010.
Quién: En la edición francesa de la revista Grazia apareció Madonna posando para una campaña de Dolce & Gabbana en la que fingía comer.
En qué consiste: Usted pone alimentos en su plato, los corta y se los lleva a la boca... ¡pero no se los come! Eso sí, puede comer “sopa de agua”.
Por qué es una pésima idea: Tiene otro nombre: inanición. En serio, hay gente que muere tratando de vivir sólo de aire. No lo intente.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Imagen delia elvira
delia elvira

que barbaro

Imagen ROSA
ROSA

ja,ja, una locura!

Imagen Daniela Fernanda
Daniela Fernanda

Ja ja ja!

Imagen claudia alejandra
claudia alejandra

¡¡Excelente artículo!!

Imagen Valeria
Valeria

Interesante, pero están todos re locos!!!

Imagen maria cristina
maria cristina

¡¡¡ Dios mio, a lo que llega la gente!!!

Imagen Elva Natalia
Elva Natalia

Cuántas dietas tan extrañas, algunas rayan la locura.

Imagen Lucía
Lucía

GENIALES, QUE LOCURA !!!!!!!!!

Imagen ana
ana

A lo que llegamos no??

Imagen Guillermo
Guillermo

Hola!... realmente, sorprendentes las "dietas extravagantes" expuestas en el comentario, es dificil suponer (tan siquiera) que el ser humano "normal" pueda llegar a determinados limites!... No bastaria someterse a algo mas "natural", con productos existentes en una dieta diaria?.... Bueno, tiene que

Imagen JUAN CRISOSTOMO
JUAN CRISOSTOMO

gracias ,muy buenas en general la variedad de dietas.......

Imagen Nancy Shirley
Nancy Shirley

Muy buena nota, la verdad que son dietas extravagantes.

Imagen Maria Cristina
Maria Cristina

Está bueno el artículo pero la verdad que sería mejor dar algún consejo y no solo enumerar las dietas extravagantes.

Imagen Graciela
Graciela

Muy buen artìculo !!

Imagen eva
eva

Es increíble que alguien haya seguido alguna de las dietas tan locas del artícilo

Imagen silvia
silvia

Esta bueno el articulo, informativo y educativo, que loca la gente que siguio esas dietas! XD

Imagen juan ramon
juan ramon

Me parece muy alocada la idea de seguir alguna de estas dietas,ninguna tiene un asidero científicpo aqvalado ´por médicos. Ellos y los nutricionistas son los que nos pueden indicar la mejor forma de combinar los distintos alimentos de acuerdo a sexo,altura, peso, edad y otras especificaciones qu

Imagen Secuoya
Secuoya

también esta la dieta del agua..tomar un trago de agua cada tres bocados...la idea es que perdes la paciencia y preferis dejar de comer...

Imagen Maribel del Rosario
Maribel del Rosario

Es increible hasta donde llega la imaginación de los humanos, todo por causa de la vanidad letal.

Imagen LUIS
LUIS

Mamita querida!!! Pensé que ya sabía todo!!

Imagen Alejandro Damian
Alejandro Damian

Lo más básico para mí fue, en principio, bajar las porciones que uno come, así sean cosas que engorden. Suspender de un día para el otro lo que uno come por una "lechuguita y un tomatito", termina siendo contraproducente, ya que llega un momento que uno quiere devorarse una vaca entera. Bajando las

Imagen Cintia
Cintia

uffffff .... brrrr que ganas de joderse el cuerpo :(

Imagen beatriz
beatriz

Que asco la dieta de La Solitaria, cuanta ignorancia.

Imagen Cecy
Cecy

Lo mejor es comer poco de todo.

Imagen Alicia Lidia
Alicia Lidia

Nunca se agota mi capacidad de asombro, no lo puedo creer!

Imagen natalia
natalia

Increíble! Creer que hay personas que lo hacen!!!! Deben estar desesperadas e inconcientes para hacerlo, porque tragarse una lombriz?????

Imagen Raul Armando
Raul Armando

Hasta donde llega la locura de la gente desesperada por bajar unos kilos!!!

Imagen jose luis
jose luis

La Del Gusano La dieta Tapeworm fue uno de los tantos métodos para adelgazar de los ricos y famosos. La desarrolló el doctor Kilian Uttembers, quien propuso introducir un gusano intestinal -taenias o parásitos que habitan en el tubo digestivo de los vertebrados- en el cuerpo humano para que devorar

Imagen paula
paula

Parecen mentira!!

Imagen Blas agustín
Blas agustín

Cuantas dietas

Notas Relacionadas