La meditación y sus beneficios para combatir el estrés La meditación y sus beneficios para combatir el estrés

Tomarse todos los días un rato para meditar lo ayudará a descansar mejor, rendir más en su trabajo o ser paciente con los suyos. Como toda práctica se aprende. 

La meditación habitual es relajante y restauradora, y presenta una multitud de beneficios para el cuerpo y la mente. 

¿Cómo empezar?

1 - Siéntese cómodo, erguido sobre un asiento de apoyo y descanse las manos, con las palmas hacia abajo, sobre el regazo. Algunas personas eligen recostarse con los ojos cerrados, pero esto puede provocar sueño.
2 - Libere su mente del ‘parloteo’. Para lograrlo, puede concentrarse en un único pensamiento apacible o repetir en voz baja o para sí alguna sílaba sin significado (lo que algunos llaman un mantra). De forma alternativa, puede enfocarse en su respiración: cuente la cantidad de veces que inhala y exhala, y tómese su tiempo para ambas cosas. 

3 - Comenzarán a aparecer ideas negativas y preocupaciones. Reconozca que están ahí y deshágase de ellas como si pinchara globos.
4 - Intente imaginar que se encuentra en un lugar de gran paz y belleza. Imagine el sonido de un arroyo y la brisa entre los árboles; huela las rosas; transpórtese a un lugar mentalmente alejado del entorno doméstico real.
5 - Después de 20 minutos, regrese. Reacomódese en su asiento. Flexione los músculos. Levántese despacio. No lo haga de un salto. La meditación puede bajar la presión arterial, por lo que puede marearse si se pone de pie de forma repentina.

Otros #TIPS:

• No intente meditar inmediatamente después de comer o beber.
• Reserve un espacio apacible para practicar meditación.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas