La amapola y sus propiedades inhibidoras del dolor La amapola y sus propiedades inhibidoras del dolor

Durante siglos, los humanos usaron el opio obtenido de plantas como la amapola para aliviar el dolor, aliviando el sufrimiento y salvando vidas.

¿Qué se obtiene de la flor de amapola?

El opio crudo es una resina marrón y pegajosa que se cosecha cortando los receptáculos inmaduros de las semillas de amapola y recolectando la savia. Era un pilar de la medicina egipcia, griega, romana y china. Mezcla de opio en polvo con vino, fue usado a menudo por pacientes que enfrentaban horrorosas cirugías sin anestesia. Los medicamentos con opio eran la aspirina de finales del siglo XIX en ambos lados del Atlántico; ampliamente utilizado y considerado suave incluso para las damas abstemias.

¿Cómo actúa el opio y por qué calma el dolor?

Hacia 1803, un joven asistente de farmacéutico alemán llamado Friedrich Sertürner decidió investigar más científica y metódicamente el opio y sus derivados para resolver el misterio de la calidad y efectos impredecibles del opio crudo. Trabajando durante la noche, experimentó con opio, lo disolvió en ácido, lo neutralizó con amoníaco y finalmente aisló lo que él sospechaba que era el ingrediente activo. Llamado morfina, era diez veces más fuerte que el opio. También fue ampliamente utilizado, al principio para tratar la adicción al opio y al alcohol. Otro compuesto activo del opio, la codeína, fue aislado por primera vez en 1832 por el químico francés Pierre Robiquet, y en 1874, en un intento fallido por eliminar las propiedades creadoras de hábito de la morfina. Los analgésicos derivados del opio o de la morfina o sintetizados de otros químicos para imitar la organización molecular de los opiáceos tomaron un lugar central en el manejo del dolor severo, crónico o difícil de tratar.

Principales beneficios de las opiáceas

Las drogas opiáceas tienen una estructura similar a la de las endorfinas: químicos del bienestar producidos por el cerebro durante el ejercicio, la risa, la intimidad física y el consumo de ciertas comidas, que a su vez crean sensaciones de bienestar y reducen el dolor. Los opiáceos se pegan a los receptores de endorfina y disparan las mismas sensaciones, pero son más poderosos (y peligrosos) porque se los puede tomar en cualquier momento y en cualquier dosis.

Usos y advertencias

  • Usos: Tratamiento del dolor moderado a severo. Si sufre de dolor moderado a severo que no remite con otros analgésicos, su doctor puede prescribir una droga opiácea como codeína, morfina u oxicodona. 
  • ¡Advertencia!: Las drogas opiáceas pueden ocasionar somnolencia, así que no conduzca ni beba alcohol; también pueden provocar constipación, y su doctor puede sugerir que use un laxante. Tenga en cuenta que estas drogas pueden generar la dependencia y la adicción en aproximadamente el uno por ciento de las personas que las utilizan contra el dolor, lo que causa desagradables síntomas de abstinencia cuando los usuarios tratan de dejarla. Si tiene algún padecimiento, consulte al médico antes de tomar complementos.
  • Curiosidades: El comercio del opio floreció en los siglos XVII y XVIII, lo que llevó a la Guerra del Opio a mediados del siglo XIX entre China y Gran Bretaña.


Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas