Imagen Imagen

Esta dulce sustancia es tan dañina para la salud que algunos expertos exigen que se regule como si fuera una droga. Para saber si la consumís en exceso...

Su cuerpo y el azúcar

¿Es el azúcar más nociva que —por ejemplo—, la cocaína? Según un artículo publicado en la revista Nature en 2012, es una sustancia tóxica que debería regularse como el tabaco y el alcohol. Los estudios muestran que el exceso de azúcar (ya sea en forma de sacarosa natural o como jarabe de maíz rico en fructosa) no solo contribuye a que engordemos, sino que también causa estragos en el hígado, trastorna el metabolismo, deteriora el funcionamiento cerebral y puede hacernos vulnerables a las enfermedades cardíacas, la diabetes e incluso al cáncer. Hasta el momento, ninguna medida global se ha tomado al respecto (hay quienes culpan a los intereses de la industria), y los expertos dicen que crear conciencia no es suficiente, sobre todo porque muchas de nuestras opciones alimentarias contienen azúcar. “Es como ver un accidente de tren en cámara lenta”, comenta la doctora Laura Schmidt, investigadora de la Universidad de California en San Francisco.

Pero a pesar de saber esto, muchos de nosotros fingimos calma y volvemos a comer tortas. Es posible que algunos ya estemos padeciendo los efectos del exceso de azúcar sin siquiera darnos cuenta. Aquí cómo resolver los problemas más comunes para evitar daños en el largo plazo y sentirnos mejor ahora mismo.


Comer por estrés

Para recobrar la energía o el ánimo, uno puede comerse dos barras de chocolate o unas cuantas galletitas; sin embargo, el impulso es mucho más intenso. Para examinar el poder que el azúcar puede ejercer sobre nosotros, los investigadores del abuso de sustancias han tomado tomografías cerebrales de personas mientras comen algo dulce. Lo que han visto es algo parecido a la mente de un adicto: cuando prueban el azúcar, su cerebro se activa en las mismas regiones que el de un alcohólico que toma una botella de ginebra. La dopamina —la llamada “recompensa química”— inunda el cerebro y aumenta el deseo de ingerir más. El azúcar también estimula la secreción de serotonina, una hormona calmante.

La solución. Muchos de nosotros tendemos a comer en exceso cuando estamos estresados. Si a usted le pasa lo mismo, comer una galletita un par de días a la semana no le hará daño, pero los demás días opte por un plato de avena con no más de una cucharada de azúcar negra, es lo que sugiere el doctor Jeffrey Fortuna, profesor de salud y comportamiento en la Universidad Estatal de California en Fullerton. El cereal entero lo saciará, y lo dulce hará que se relaje al aumentar un poco su secreción de serotonina.


Niebla cerebral

¿Se queda con la mente en blanco en la mitad de una reunión en la oficina? Un estudio realizado por la Universidad de California en Los Ángeles indica que el exceso de azúcar forma radicales libres en el cerebro y afecta la comunicación entre las neuronas. Esto puede minar nuestra capacidad para recordar instrucciones, procesar ideas y controlar nuestros estados de ánimo, asegura el doctor Fernando Gómez-Pinilla, autor del estudio.

La solución. Mantenga su consumo de azúcar por debajo del límite señalado por la Asociación Americana de Cardiología: los hombres, nueve cucharaditas por día, y las mujeres, cinco. Lea la información nutricional de los alimentos procesados que compre; muchos postres y bebidas contienen tanta azúcar que podría sobrepasar fácilmente su porción diaria. Son mejores opciones el café negro y el yogur con frutas y cereales, endulzado con una cucharadita de miel.


Arrugas en la piel

Al igual que los cigarrillos y los rayos  UV, el azúcar contribuye al envejecimiento prematuro. Cuando las estructuras de soporte de la piel —el colágeno y la elastina— son dañadas por el sol o por exposición a los radicales libres, las células tratan de repararse; sin embargo, este proceso se hace lento con la edad. Y cuando el azúcar está presente en la piel, forma enlaces cruzados con aminoácidos que podrían haber sido dañados por los radicales libres. Estos enlaces detienen el mecanismo de reparación y,  con el tiempo, hacen que la piel se vea avejentada prematuramente.

La solución. Una vez que los enlaces cruzados se forman, ya no se rompen, así que mantenga su consumo de azúcar lo más cerca de cero que sea posible. “Es el enemigo”, dice el dermatólogo William Danby, profesor de  la Facultad de Medicina de la Universidad Dartmouth, en New Hampshire. Evite las gaseosas y las masitas procesadas, y cambie los sobrecitos de azúcar por un poco de canela; al parecer, esta retrasa la formación de enlaces cruzados, como lo hacen también el clavo de olor, el jengibre y el ajo.


Lentitud corporal

Los músculos usan principalmente carbohidratos como combustible, ya que se descomponen en glucosa, un  azúcar simple que puede acelerar su trote matutino. Pero los alimentos elaborados con supuestos edulcorantes naturales” podrían contener solo fructosa, un azúcar que se metaboliza sobre todo en el hígado, no en los músculos. Comerlos podría causarle inflamación e incluso diarrea.

La solución. Una colación rica en glucosa y muy baja en fructosa antes de hacer ejercicio, dice el doctor Richard Johnson, profesor de medicina de la Universidad de Colorado en Aurora. Tome una bebida deportiva o coma una barra de cereales, con una pequeña cantidad de azúcar, una hora antes de realizar un ejercicio vigoroso. 


Dulce enemigo: ¿es cierto que el azúcar nos hace engordar?

Sí, dicen los expertos, quienes sostienen que el exceso de azúcar acelera nuestro ritmo de almacenamiento de grasa. Los estudios indican que el azúcar tiene ciertas propiedades que preparan al cuerpo para subir de peso, sobre todo en forma de la peligrosa grasa abdominal asociada con las enfermedades cardíacas y la diabetes. El hígado metaboliza la mayor parte del azúcar que uno come y convierte el resto en grasa. El exceso de grasa en el hígado aumenta la resistencia a la insulina. Sin embargo, David Katz, director del Centro de Estudios para la Prevención de la Universidad de Yale, opina que no debemos satanizar demasiado el azúcar. “El exceso de azúcar es un problema grave —señala— pero no es el único que plantea nuestra dieta actual”. El exceso de almidones, como los de los productos comerciales, también pueder ser dañino, advierte. En lo que todo el mundo está de acuerdo es en que debemos reducir al mínimo el consumo de alimentos procesados con azúcar agregada.
Lauren Gelman

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Imagen jose luis
jose luis

En los últimos 50 años, el consumo de azúcar se ha triplicado en todo el mundo. Hay una creciente evidencia científica que apunta a que la fructosa puede desencadenar procesos que conducen a toxicidad hepática y a toda una serie de otras enfermedades crónicas. El azúcar mata, pero mata lentamente.

Imagen natalia
natalia

Y yo que la consumo en demasía!!!!

Imagen delia elvira
delia elvira

o consumo bastante

Imagen jorge
jorge

hay qué tomar conciencia con el consumo del azúcar por las consecuencias que produce en nuestro organismo ,somos frágiles cuidemos nuestro cuerpo ...

Imagen Arturo Alejandro
Arturo Alejandro

Bueno

Imagen erica elizabeth
erica elizabeth

muy interesante !!!!

Imagen Anibal Ariel
Anibal Ariel

Me gustó la nota. De por sí, los alimentos naturales tienen azúcar, sobre todo las frutas y no alteran el metabolismo ni contienen químicos o agregados; al igual que los cereales. Comer de forma natural e ingerir no más de 2 o 3 infusiones con la mitad de azúcar que normalmente se acostumbra ya apor

Imagen Arturo Alejandro
Arturo Alejandro

Bien

Imagen Dennis
Dennis

Buena

Imagen Elva Natalia
Elva Natalia

Lo mejor son las cosas naturales. Lamentablemente recién ahora se está recibiendo suficiente información acerca del daño que produce el consumo de azúcar. No tengo a mano una info que me llegó acerca de la baja de defensas que produce solo un poco de azúcar, a mayor cantidad, mayor la forma que nos

Imagen mirta
mirta

realmente interesante..

Imagen francisco
francisco

buena nota

Imagen Noemí Alba
Noemí Alba

Muy buena nota.Ahora en mi caso,debo llevar a la práctica ésto,cosa que me va a resultar muy difícil al ser "dulcera"por naturaleza.

Imagen Arturo Alejandro
Arturo Alejandro

Buena

Imagen Blas agustín
Blas agustín

Todo tiene azucar

Notas Relacionadas