Estrategias claves para prevenir el dolor de espalda Estrategias claves para prevenir el dolor de espalda

¿Sabía usted que el dolor de espalda es el problema médico más común del mundo occidental? 

¿Por qué sufrimos de manera tan frecuente dolores de espalda? Podría deberse al hecho de que las criaturas –humanas o no– simplemente no fueron diseñadas para caminar erguidas. Esta interesante idea proviene del análisis de la columna vertebral de un ancestro de los humanos y monos, de 21 millones de años. Pero podemos luchar contra la naturaleza y evadir la cruel realidad con estos consejos que harán que estos dolores sean menos frecuentes.

Levántese del sofá o de la silla

Si está sentado todo el día, que en sí ya es malo para la espalda no se está ejercitando. Y esta es la principal estrategia conocida para prevenir el dolor de la espalda. El ejercicio ayuda a controlar el peso, fortalece los músculos del abdomen y la espalda que brindan el apoyo a la columna e incrementa el flujo de sangre oxigenada a los músculos, las vértebras y otros huesos que mantienen la alineación correcta de la espalda.

Mejore su postura

Aunque resulte sorprendente, esto no significa sentarse derecho. Así que conozca estos consejos para mejorar su postura. Duerma de costado o de espaldas, no boca abajo. Dormir boca abajo incrementa la curva de la espalda, modificando la alineación normal. Párese frente al espejo varias veces por día y enderécese. Memorice la sensación que le produce que todo su cuerpo forme una línea (desde la oreja hasta el tobillo).

Revise su lugar de trabajo

Aún cuando se incline ligeramente hacía atrás en la silla, debe poder apoyar ambos pies completamente en el suelo y mantener los ojos a nivel del monitor sin doblar el cuello.

Practique pilates o terapia física

No hay evidencia de que uno sea mejor que el otro para la prevención de futuros episodios de dolor de espalda. Un fisioterapeuta puede diseñar un programa de ejercicios para usted que solucione sus problemas de flexibilidad y fuerza, lo que ayudará a tener un estilo de vida más activo.

Use una pelota para ejercicios

Un estudio demostró que personas que utilizaron la pelota mostraron una mejoría importante en la estabilidad vertebral. Los músculos que desarrollaron en los abdominales y en la espalda empezaron a funcionar como un cinturón grueso alrededor de la cintura para brindar apoyo a la columna.

Use zapatos bajos

Cuando usa tacos altos, se envía el peso del cuerpo hacía adelante. Esto exagera la curva de la parte baja de la espalda, y hace que los músculos trabajen demasiado.

No lleve un bolso tan pesado

Los bolsos grandes son prácticos para llevar todo lo necesario, pero pueden ser desastrosos para su espalda, especialmente si los lleva sobre un hombro. La mejor opción es una riñonera, que distribuye el peso uniformemente en las caderas. Use un banquito para alcanzar los lugares altos. Así evitará tener que estirarse demasiado, lo que podría provocar un desgarro o distensión en el músculo de la espalda.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas