Imagen Imagen

Existen enfermedades relacionadas con el calor. Aprenda a diferenciarlas y cómo actuar en cada caso.

AGOTAMIENTO

El agotamiento por calor se produce en ambientes cálidos y húmedos cuando una persona transpira profusamente y pierde mucho líquido y sales del cuerpo. 

Nos damos cuenta por los siguientes factores

. La víctima se queja de tener calor y puede lucir pálida y transpira.

. Tiene dolor de cabeza y puede sentirse débil.

. La piel se siente fresca y húmeda.

. Puede sentir náuseas y vomitar.

. Puede mostrar señales de deshidratación, como calambres especialmente en los músculos de las piernas

. La respiración y el pulso pueden ser rápidos y debilitarse gradualmente.

¿Qué hacer ante un agotamiento por calor?

1. TRASLADE A LA VÍCTIMA A LA SOMBRA. Ayúdela a moverse a un área con sombra más fresca, bajo techo si es posible. Recuéstela y aflójele la ropa. Levántele las piernas para que aumente el flujo sanguíneo al cerebro.

2. OFRÉZCALE AGUA. Permita que la víctima tome sorbos de agua; no deje que beba mucha agua rápidamente. Puede darle alguna bebida que contenga sales de rehidratación o bebidas isotónicas para ayudarla a reponer las sales que perdió con la transpiración. No agregue sal al agua. Enfríele la piel con agua fría.

3. CONTROLE A LA VÍCTIMA. Revísela y preste atención al grado de consciencia, la respiración, el pulso y la temperatura corporal. Monitoree el estado de la víctima periódicamente hasta que se recupere. Aconséjele que permanezca en la sombra y que consulte a su médico incluso aunque parezca recuperarse rápidamente.

También te puede interesar: Comer menos permite vivir 50% más a los lemures

INSOLACIÓN

La insolación es una urgencia médica que se produce cuando el sistema de regulación de la temperatura corporal falla y no puede enfriar el cuerpo. Puede ser letal si no se trata.

Los síntomas de la insolación son los siguientes:

. Dolor de cabeza intenso.

. La víctima se queja de tener calor pero no transpira.

. La piel luce enrojecida y se siente caliente, pero está seca.

. Temperatura corporal por encima de 40 °C.

. La respiración puede ser rápida y superficial pero el pulso es fuerte y enérgico.

. La víctima se siente confundida y pierde el conocimiento rápidamente.

PRECAUCIONES. Ante una ola de calor, tome precauciones. Permanezca fuera del sol al mediodía, entre las 11 de la mañana y las 3 de la tarde. Utilice ropa de algodón liviana y un sombrero o gorro. Beba abundante líquido y evite el alcohol y la cafeína.

¿Qué hacer para recuperarse de una insolación?

1.  PIDA AYUDA. Llame al servicio de emergencias. Lleve a la víctima a un ambiente fresco y ayúdela a sentarse y quitarse la mayor cantidad de ropa posible. 

2. ENFRÍE A LA VÍCTIMA. Moje una sábana o toalla grande con agua fría y envuélvala alrededor de la víctima. Vierta más agua fría sobre la sábana o toalla para mantenerla fría. Una alternativa a este método es bañar a la víctima o pasarle una esponja con agua fría. De ser posible, abaníquele el rostro y abra una ventana para que reciba aire fresco.

3. CONTROLE LA TEMPERATURA. Enfríe a la víctima hasta que la temperatura corporal esté por debajo de los 37,5˚C y envuélvala en una sábana seca si tiene una.

4. CONTROLE A LA VÍCTIMA. Revísela y preste atención al grado de consciencia, la respiración, el pulso y la temperatura corporal. Vuelva a controlarla regularmente hasta que llegue la ayuda de emergencia. Si la temperatura corporal comienza a subir otra vez, reinicie el proceso de enfriamiento. Si la víctima está completamente consciente, déle agua para beber.

 

También te puede interesar: 7 formas de caminar y disfrutar del ejercicio

DESHIDRATACIÓN

Esta afección se desarrolla cuando una persona no bebe suficiente líquido para reponer los fluidos corporales perdidos al transpirar o por los vómitos y la diarrea. Es importante ayudar a la víctima a rehidratarse lo antes posible para evitar una deshidratación aguda.

Además de los síntomas anteriores, en bebés y niños la piel puede tomar un aspecto muy pálido. En bebés pequeños, la fontanela (área blanda del cráneo) se hunde y, cuando lloran, derraman pocas lágrimas o ninguna. 

¿Qué hacer para reponerse en caso de deshidratación?

1. ASEGÚRESE DE TOMAR SUFICIENTE LÍQUIDO. Una persona promedio debe beber alrededor de 2,5 litros de agua al día. Beba más que esto con un clima caluroso, si se ejercita o si trabaja bajo un calor extremo o mucha humedad durante largo tiempo. La cantidad necesaria depende del peso corporal, la temperatura y el tipo de actividad. Debe consumir suficiente líquido para producir una orina limpia. 

2. OFREZCA LÍQUIDO. Siente a la víctima. Déle mucha agua para beber pero dígale que lo haga despacio. Con agua es suficiente, pero también puede darle alguna bebida con sales de rehidratación o bebidas isotónicas. No le ofrezca nada para comer ya que puede deshidratarse aún más.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas