El té: un aliado natura para su salud El té: un aliado natura para su salud

Puede considerar que esos saquitos de té son aliados de salud. En particular, el té verde, que tiene tantos efectos positivos comprobados científicamente.

Si bien la palabra “té” se refiere a toda infusión que se prepara con agua caliente y hierbas, el té verdadero se prepara con hojas de Camellia sinensis, un arbusto perenne. Las diferencias en el modo de procesar las hojas determinan las variedades de té negro, verde, blanco y oolong.

Más que un ritual: beneficios de tomar el té

  • Al consumir té verde se disminuye el riesgo de muerte por infarto o ataque cerebral y reducen los riesgos de enfermedad cardíaca, ataque cerebral, cáncer, e incluso de caries dentales; pero no hay que despreciar al té negro o al oolong. Estas infusiones están provistas de antioxidantes.
  • Ayuda a combatir: Acné y forúnculos, Artritis, Conjuntivitis, Cortes, Diarrea, Dolor de muelas, Estrés y fatiga, Hemorroides, Herpes simple, Mal olor en los pies, Memoria, Picaduras de insectos, Protección contra el cáncer, Prurito anal, Quemaduras de sol, Resfríos y gripe, Salud cardíaca, Tos, Úlceras, Urticaria por plantas venenosas, Varicela.
  • El té contiene compuestos llamados catequinas. Según el Instituto Nacional del Cáncer, estas sustancias químicas de las plantas, tan saludables, son poderosos antioxidantes con efectos antivirales y, potencialmente, anticáncer. Una de las catequinas del té, llamada EGCG, es 100 veces más poderosa que la vitamina C, y protege al ADN celular de las modificaciones que podrían derivar en cáncer. La concentración más elevada de catequinas se encuentra en el té verde.
  • Tomar té negro supera al agua en lo que respecta a beneficios para la salud, según afirman los investigadores británicos en nutrición que llevan 14 años de estudios sobre el té negro. No sólo hidrata tan bien como el agua, sino que mantiene la salud del corazón y de los dientes, y mejora el ánimo y el estado de alerta. 

Variedades: mejor sin leche

  • Probablemente, dos o tres tazas de té por día son suficientes para brindar la mayor parte de sus beneficios. Una precaución: si suele tomar el té con leche, podría estar perdiéndose parte de su protección para la salud. Las proteínas de la leche pueden interactuar con los polifenoles del té y bloquear sus efectos benéficos. Si es sensible a la cafeína, prefiera las variedades descafeinadas.
  • Para elaborar té negro las hojas se secan y se procesan para liberar las enzimas, que en pocas horas reaccionan con las catequinas y producen cambios en el color y el sabor. Este proceso se suele denominar “fermentación”El té verde no está fermentado; las hojas se tratan con vapor para detener la actividad de las enzimas. El té oolong es parcialmente fermentado.
  • Para conseguir té bien fresco, compre en una tienda que tenga una buena rotación de mercaderías y lleve sólo lo que necesitará para un mes. El té se conserva mejor en una alacena fresca y seca; refrigerarlo o congelarlo puede estropear su sabor. El té verde contiene menos cafeína que el té negro, pero por lo demás, su perfil químico es similar.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas