Datos curiosos sobre tu sueño Datos curiosos sobre tu sueño

Sueño profundo durante la siesta o un sobresalto que lo despierta... Conozca lo más curioso sobre el sueño.

¿Por qué soñamos más profusamente cuando hacemos una siesta que durante la noche?

Según los expertos consultados, soñamos tanto de noche como durante una siesta. No obstante, recordamos los sueños de la tarde con mucha mayor facilidad que los sueños nocturnos. Mientras soñamos, se suspende la facultad de memoria a largo plazo. Durante la noche, es más probable dormir sin interrupciones, y tendemos a olvidar los sueños que experimentamos en las primeras etapas del sueño. Mientras más pronto nos despertemos después de soñar, más probable es que recordemos el sueño. Cualquier situación que nos haga despertar justo después de un sueño, o durante éste, hará que la persona perciba que estuvo soñando profusamente. El doctor Robert McCarley, secretario ejecutivo de la Sociedad de Investigación del Sueño, manifestó que las mujeres en estado de gravidez avanzado suelen referir que sueñan con más frecuencia. El doctor McCarley piensa que si las mujeres embarazadas perciben un aumento en la actividad onírica, no se debe a factores psicológicos, sino a que su sueño se ve constantemente interrumpido por molestias físicas.

¿Qué son los tironeos y sacudidas que ocasionalmente nos hacen despertar cuando estamos a punto de quedarnos dormidos?

Tal vez le sucedió. Está acurrucado cómodamente bajo las mantas. No está del todo dormido, pero tampoco despierto. Justo cuando las ondas cerebrales comienzan a ser más lentas y uno fantasea con ser dueño de un Mercedes Benz convertible, se despierta de repente por un espasmo inexplicable, por lo general en una pierna. Ha sido víctima de lo que se denomina “sobresalto del sueño”, fenómeno que se explica en el maravilloso The Body Book (El libro del cuerpo), de David Bodanis: Ocurren cuando las fibras nerviosas que conducen a la pierna, que forman un haz casi tan grueso como un lápiz, se activan súbitamente al mismo tiempo. Cada nervio del grupo hace que una pequeña porción de fibra muscular de la pierna se tense con rigidez, y cuando todas las fibras se disparan al mismo tiempo, la pierna entera experimenta un tirón. Los especialistas del sueño no han identificado las causas de esos sobresaltos, ni por qué ocurren sólo en la fase inicial del sueño. Aunque algunas personas los sufren con más frecuencia que otras, su aparición es impredecible, a diferencia de los mioclonos nocturnos, que se presentan a intervalos regulares durante el sueño.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas