Curar problemas hepáticos con el diente de león Curar problemas hepáticos con el diente de león

Las hojas y raíz del diente de león son una rica fuente de vitaminas y minerales y sus agentes activos son muy útiles para curar problemas hepáticos y digestivos.

El diente de león crece en forma silvestre en todos lados, y se cultiva en varios lugares de Europa con fines medicinales. Esta hierba perenne, pariente de la achicoria, crece hasta 30 cm; sus hojas, que semejan espátulas, son brillantes, lisas y dentadas. La solitaria flor amarilla abunda en la temporada de cultivo, se abre al salir el sol y se cierra al oscurecer o con el clima húmedo (algunas culturas la han usado como señal de que las lluvias se acercan). Una vez que madura la flor, la planta forma una borla de semillas que dispersa el viento (o los niños al jugar). Los complementos suelen usar la raíz (afilada y dulzona) o las hojas, aunque la planta entera y las flores son apreciadas por sus propiedades curativas.

Principales beneficios tomar el diente de león como complemento

  • Estudios de los efectos benéficos del diente de león en el hígado han demostrado que aumenta la producción y flujo de bilis (un auxiliar de la digestión) en el hígado y la vesícula biliar, al ayudar a curar afecciones como cálculos biliares, ictericia y hepatitis.
  • Se cree que el efecto positivo de la planta en diversas funciones hepáticas quizá tenga que ver con su alto contenido de colina, del complejo B.
  • El diente de león a veces se mezcla con otros complementos que refuerzan la función hepática, como cardo lechero, rábano negro, celidonia, hoja de remolacha, fresno florido, inositol, metionina, colina y otros.
  • Estas combinaciones por lo general se venden en tiendas naturistas en fórmulas hepáticas o lipotrópicas (“metabolizantes de lípidos”).
  • Debido a que el diente de león mejora la función hepática (combinado con otros nutrientes que fortalecen el hígado), puede ser eficaz para calmar el dolor y otros síntomas de la endometriosis, ya que aumenta la capacidad del hígado para depurar el exceso de estrógeno del organismo, y restituir de ese modo un equilibrio hormonal saludable en las mujeres aquejadas por dichos trastornos.
  • Refuerza el hígado; es útil en casos de hepatitis (inflamación del hígado) e ictericia.
  • Favorece la digestión estimulando la liberación de bilis del hígado y de la vesícula biliar; previene cálculos biliares.
  • Ayuda a curar la endometriosis.
  • Presentaciones: Cápsulas,  comprimidos, tintura, solución, jugo, hierba seca o fresca, Té.

Beneficios del diente de león en la salud

  • La raíz es un laxante ligero, así que en té puede ser benéfica para el estreñimiento.
  • La hierba aumenta la capacidad del organismo para absorber hierro de la comida o de los complementos; esto puede ayudar a combatir algunos casos de anemia. Varios estudios indican que la planta también puede ser útil para curar el cáncer.
  • Se ha descubierto que la planta reduce los niveles de glucemia en animales, lo cual indica que puede ser de ayuda en el tratamiento de la diabetes. Como además tiene efectos diuréticos, a veces se recomienda para la inflamación abdominal y la retención de líquidos.
  • Cómo tomarlo: Para fortalecer la función del hígado en hepatitis, cálculos biliares y endometriosis: Tome 500 mg de extracto de raíz sólida pulverizada, 2 veces al día. Esta cantidad también puede hallarse en algunas combinaciones lipotrópicas (hígado).
  • O bien, 1 o 2 cucharaditas de extracto líquido, 3 veces al día.
  • Para estreñimiento: 1 taza de té de raíz de diente de león, 3 veces al día.
  • Para anemia: 1 cucharadita diaria de jugo recién hecho o de tintura, por la mañana y por la tarde, en medio vaso de agua.
  • Recomendaciones: Tome jugo recién hecho o extracto de hierba diluido en agua; las pastillas de extracto de raíz pueden tomarse con o sin alimentos. No se han reportado efectos adversos en mujeres embarazadas o amamantando, pero como los preparados de diente de león pueden tener efectos diuréticos, es conveniente que eviten la hierba. 

¿Cómo hacer té de diente de león?

  • Use la raíz seca y picada o las hojas de la planta. Vierta una taza de agua muy caliente en 1 o 2 cucharaditas de la hierba; deje reposar unos 15 minutos.
  • El té puede mezclarse con otras hierbas como el regaliz, y endulzarse con miel.
  • El diente de león es saludable y nutritivo, ya sea en forma de alimento o de bebida.
  • Las hojas de la planta son muy sabrosas cocidas al vapor, como las espinacas, y las agradables hojas amargas les dan un toque fuerte a las ensaladas.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas