Imagen Imagen

Estas son las razones por las que puede tener…

Todo el mundo tiene tos cada tanto, dice el doctor Matthew Stanbrook, neumonólogo del Hospital Toronto Western, Canadá. “Pero la tos crónica es la que dura más de dos meses”, afirma. Si se descartaron el tabaquismo o los medicamentos como causas posibles, y las radiografías son normales, hay tres afecciones que causan la tos crónica en el 90 por ciento de los casos.

Asma

El asma que se manifiesta con accesos de tos es el mismo que el asma habitual: una inflamación en las vías aéreas causada por una combinación de factores genéticos y ambientales. Existen varios tratamientos efectivos para el asma, dice Stanbrook. Pueden indicarle un broncodilatador (un puff), que abre al instante las vías aéreas inflamadas, o el uso prolongado de corticoides inhalatorios para reducir la inflamación. “En general, cuando se trata el asma desde el principio —explica—, puede reducirse la medicación con el tiempo y luego controlarlo con pequeñas dosis cuando sea necesario”.

ERGE

Los síntomas clásicos de la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) incluyen acidez, dolor de pecho y reflujo, pero hasta el 20 por ciento de los pacientes presentan tos crónica. Nadie sabe bien por qué. La mejor manera de diagnosticar la enfermedad es tratarla con inhibidores de la bomba de protones, que bloquean la producción de ácido. Para que den resultado, los inhibidores deben tomarse dos veces al día, preferentemente antes de las comidas, así se reduce la cantidad de ácido estomacal que se genera al comer.

El tratamiento puede tardar entre dos y tres meses en funcionar. Después, la afección se controla con una dieta para reducir el reflujo. La clave es no comer muy tarde a la noche y evitar las comidas abundantes o grasas. No consumir alimentos que empeoren la enfermedad —como el café, el chocolate, el alcohol, las gaseosas, los cítricos y las comidas picantes— también resulta beneficioso.

Síndrome de tos de vía aérea superior

Anteriormente llamada goteo posnasal, esta enfermedad, que ahora se conoce como Síndrome de Tos de Vía Aérea Superior, es un problema que suele surgir de los senos nasales, afirma Sanbrook. En general, la causa son las alergias que inflaman la nariz o los senos nasales y producen mucosidad adicional que gotea por el fondo de la garganta y genera un reflejo tusivo.

Tal como ocurre con la ERGE, la mejor manera de tratarlo es con una medicación esteroidea nasal. Se recomienda evitar el contacto directo con los alérgenos, como los ácaros y el pelo de las mascotas.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Imagen Guillermo
Guillermo

Bueno.Muy.instructivo

Notas Relacionadas