Consejos para curar un esguince de forma natural Consejos para curar un esguince de forma natural

Ya sea por hacer ejercicio o por tropezarse, las distensiones musculares y los esguinces pueden afectarlo. ¿Cuánto pueden ayudar las terapias naturales?

¿Cuáles son los síntomas de un esguince y de una distensión?

Los síntomas de un esguince pueden abarcar: Dolor leve o intenso tras una lesión; sensibilidad e hinchazón en la articulación; moretones. Falta de movimiento o mucho dolor en la articulación lastimada.
En cambio, si usted padece una distensión muscular puede sentir: Músculos doloridos, tensos; sensibilidad e hinchazón. Ligero cambio de color en la piel; puede aparecer a los pocos días.

¿Cómo reconocer una distensión?

Las distensiones son lesiones leves en los músculos. Ocurren con mucha frecuencia en las pantorrillas, los muslos, las ingles o los hombros, y causan dolor y rigidez. Los esguinces son similares a las distensiones musculares, pero más graves y dolorosos, y tardan más en sanar. Pueden causar daño en ligamentos, tendones o músculos (generalmente los que rodean las articulaciones).

¿Cómo saber si tengo un esguince?

La distensión muscular y los esguinces resultan del esfuerzo físico de los músculos y otros tejidos. Levantar un objeto pesado, patear una pelota o estirarse demasiado antes de una rutina de ejercicio pueden provocar un esguince. La distensión, por otra parte, es el esfuerzo repentino de un músculo, tendón o ligamento. Cualquier movimiento inesperado, como caerse o torcerse, puede provocar un tirón y afectar estas estructuras.

¿Cómo curar un esguince rápido?

Junto con el cuidado personal, los complementos tomados o de uso externo favorecen la regeneración de los tejidos, fortalecen las áreas lesionadas y desinflaman. Pueden ser muy eficaces para ambos tipos de lesiones; casi todos se usan por una semana o hasta que empiece a haber mejoría. Diversos complementos orales pueden acelerar la curación; todos pueden tomarse en combinación o junto con analgésicos.

Los antiinflamatorios no esteroideos (AINE), como ibuprofeno, aspirina o naproxeno, son básicos para tratar diversos tipos de esguinces y de distensiones musculares. Los complementos son una alternativa más segura porque tienen muy pocos de los peligrosos efectos secundarios de los fármacos, como el sangrado gástrico. Aunque los científicos no han podido confirmar que los magnetos sean benéficos, algunas personas insisten en que colocándolos en las áreas doloridas pueden activar la curación. 

  • Pruebe la vitamina A en dosis altas durante cinco días; ayuda al organismo a usar proteínas y a regenerar tejidos.
  • La vitamina C y los flavonoides ayudan a curar y evitan mayores lesiones en los músculos y el tejido conjuntivo.
  • La glucosamina, generadora de cartílago (el “amortiguador” del organismo), fortalece y protege articulaciones y ligamentos, ayudando a curar más pronto los esguinces y estiramientos excesivos.
  • La bromelina, enzima del ananá, previene la hinchazón y la inflamación, y alivia el dolor; también estimula la circulación sanguínea y activa la recuperación.
  • Aunque casi nadie necesita complementos de manganeso de manera constante, si usted tiene una distensión muscular o un esguince puede beneficiarse tomando este mineral durante una semana. Ayuda a mantener sanos los tendones y ligamentos.
  • También es útil aplicar ungüentos o cremas con extracto de árnica en músculos o articulaciones lastimados; reduce el dolor e hinchazón y estimula la curación.
  • Las compresas remojadas en una mezcla de aceite de mejorana dulce o de aceite de romero y agua pueden tener un efecto calmante que alivia el dolor; sirven para disminuir la hinchazón.

¿Qué puede hacer para curar la lesión de esguince?

  • Inmovilice la parte lesionada; coloque hielo en el área dolorida; comprima la lesión con una venda de sostén elástico, y eleve la parte lastimada por arriba del nivel del corazón.
  • Aplique hielo durante 10 a 20 minutos a la vez; repita cada 2 o 3 horas durante uno o dos días después de la lesión. Una bolsa de verduras o arvejas congeladas es un buen sustituto del hielo y puede acomodarse con facilidad en torno al área lastimada.
  • Una vez que la hinchazón ceda, use una compresa caliente o una almohadilla térmica en el área, a fin de aumentar la circulación sanguínea. 
  • Los esguinces pueden debilitar los ligamentos y causar lesiones periódicas. Caliente los músculos antes de hacer ejercicio y haga adaptaciones a su rutina. Una venda elástica de soporte puede proteger las articulaciones débiles.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas