Consejos para combatir las preocupaciones Consejos para combatir las preocupaciones

Métodos simples y efectivos que lo ayudarán a sacarse la preocupación de encima. 

Le dejamos 4 trucos para olvidar las preocupaciones por un rato y poder tener un día más llevadero. ¡Viva el presente! Pero antes, sepa porqué vivimos preocupados por el futuro... todo tiene su explicación.

¿Por qué vivimos preocupados?

  • La preocupación lo protege de los eventuales peligros de su vida cotidiana. “Si el peligro potencial no le inquieta, usted no tomará recaudos”, explica Buhr. Esa inquietante vocecita bien puede ser la razón de que usted se ponga el cinturón de seguridad o de que se asegure de haber apagado la estufa. Lo mantiene a salvo. 
  • La preocupación, créase o no, lo motiva
    Ya sea que tenga que dar un discurso o hacer una reparación, considerar lo que podría salir mal puede motivarlo a tomar previsiones. “Gracias a esa leve aflicción, podrá identificar lo importante y prepararse para ello”, dice Buhr. 
  • Incrementa la capacidad para resolver problemas
    Como parte de un estudio publicado por la revista Anxiety, Stress & Coping, los científicos rastrearon las inquietudes de un grupo de estudiantes universitarios y descubrieron que, a menudo, los participantes sorteaban contratiempos mientras se sentían agobiados. Podemos concluir que, aunque sea una sensación desagradable, la preocupación resulta productiva.

4 consejos para vencer las preocupaciones

1 - Meditación de conciencia plena como antídoto para controlar la preocupación
Emily Thring es la fundadora de Quiet Company, un estudio de meditación que busca fomentar experiencias de conciencia plena. Ella nos comparte algunos de sus conocimientos. ¿Qué es la meditación de conciencia plena? Es concentrarse en la respiración propia, en el momento, y prestar mucha atención a cómo nos sentimos y a lo que experimentamos, sin juzgar.
¿Cómo ayuda a mitigar la aflicción? La preocupación solo atañe a eventos futuros. Este método le permite vivir en el aquí y el ahora; esto disminuye la ansiedad de lo que está por venir y lo pone más al tanto de lo que pasa en el presente.
¿Esta técnica es de utilidad aun cuando uno no está en una meditación? La conciencia plena no solo se trata de lo que ocurre durante la sesión, también implica las repercusiones en los demás ámbitos de su vida. Así que si se encuentra en una situación frustrante, puede detenerse, concentrarse, relajar el cerebro y suprimir cualquier respuesta. Cuando presta atención con plenitud, usted se toma un respiro de su lista de pendientes, y así, cuando regresa a atenderla, ya ha creado espacio para sí mismo. Es como cerrar todas las pestañas de su navegador de Internet. Al abrirlo de nuevo, puede trabajar un poco más rápido y está mejor conectado consigo mismo.
¿Cómo iniciar? La meditación no es algo que se haga una vez y, entonces, detone un cambio drástico. Se necesita constancia y compromiso. Comience con algunos minutos a diario, en un horario fijo. Unirse a un grupo puede ayudarlo a enfrentar las dificultades que puedan surgir conforme le dedique más tiempo.

2 - Exhale sus preocupaciones

Para cuando se está abrumado, Emily Thring recomienda un sencillo ejercicio llamado "caja de respiración", cuyo objetivo es despejar su mente y ayudarse a sentir un mayor control de la situación.
Instrucciones: inhale cuatro segundos, mantenga el aire durante el mismo lapso y exhale en un período idéntico; espere otros cuatro segundos antes de volver a hacerlo. Repítalo durante dos minutos, y alargue los intervalos si fuera necesario.

3 - ¿La preocupación es contagiosa?

A pesar de que se cree que compartir con los demás lo que lo carcome es saludable, cuando está rodeado de amigos aprensivos, podría notar que usted se siente más ansioso. Un estudio realizado en Alemania descubrió que incluso ver a alguien en una situación apremiante puede generar que los niveles de la hormona del estrés, el cortisol, se disparen en usted. Buhr afirma que no hace falta evitar esas influencias a como dé lugar. “Pero hay que estar conscientes de cómo ciertos individuos influyen en nosotros y la forma en que nos hacen pensar —añade—. Encuentre el equilibrio rodeándose también de personas que tengan perspectivas más saludables”. El sentimiento de preocupación podría resultar contagioso, pero una actitud positiva también.

4 - La importancia de sacarlo todo

Contarle a un amigo o familiar lo que lo inquieta, decírselo en voz alta o escribirlo podría permitirle tener cierta perspectiva del asunto. “Enfrentarse a las preocupaciones resulta más sencillo (reconocer que, si hay un resultado negativo, este será más un inconveniente que una tragedia) cuando sus temores están expresados en papel o verbalmente, en lugar de estar flotando en su cabeza”, afirma Buhr.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas