¡Cambio de hábitos! 6 consejos para un sano desayuno ¡Cambio de hábitos! 6 consejos para un sano desayuno

Arrancar el día con un desayuno libre de grasas, azúcares y sin tantos químicos es vital para que usted tenga una vida más saludable. 

1. Tome jugo de tomate

Sustituya el jugo de naranja en algunas ocasiones por jugo de tomate. ¿El motivo? No contiene azúcar, llena más y aporta más nutrientes y fibras.

2. Beba un licuado de frutas

Licue una taza de moras, arándanos, frambuesas o frutillas con una manzana con cáscara, un durazno y una pera en trozos. Añada media taza de leche descremada, una banana congelada y disfrute con hielo.

3. Combine sus cereales mitad y mitad

Coincidimos en que los cereales ricos en fibras no son los más ricos del mundo. Mezcle 1/3 de taza del cereal nutritivo con su cereal favorito. Elija uno rico en fibra y ya habrá consumido un tercio de la dosis de fibra recomendada al día (25g). 

4. Desayune al estilo israelí

Olvide los cereales azucarados, los panes ricos en calorías y los embutidos y huevos grasosos. Haga como Robyn Frankel, de St. Louis, Missouri, quien, después de su visita a Israel, adoptó el desayuno típico de esos lares: hummus, queso cottage, tomates o fruta y, algunas veces, una rebanada de pan de pasas. Por primera vez en su vida, ahora está desayunando eso con regularidad, y eso los expertos lo consideran esencial para bajar de peso y mantenerse así. A sus 57 años, Robyn, pesa sólo 57 kgs. y mide 1.57 m. 

5. Coma media naranja dos veces a la semana

Nos ponemos pretenciosos... no sólo encuentre su media naranja. ¡También cómala! Las naranjas están repletas de folato, que reduce significativamente el riesgo de un infarto. Pero sea cauteloso si se está medicando, pues el jugo de esta fruta puede interferir con los que se procesan en el hígado. Consulte con su médico si hay interrelación entre la naranja y sus medicamentos.

6. Agregue media taza de arándanos al cereal 

Los estudios muestran que estas pequeñas moras rebosan en valiosos antioxidantes capaces de desacelerar el envejecimiento cerebral y proteger la memoria. ¿No le gusta el cereal? Cocine los arándanos con avena para obtener su propia barra de granola, o mézclelo con hot cakes de trigo entero o con la masa de los waffles. 

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas