Café: sabías que te gusta, pero no por qué te hace bien Café: sabías que te gusta, pero no por qué te hace bien

La gente bebe café desde hace miles de años. Recientes investigaciones indican que efectivamente podría protegernos contra el cáncer y la diabetes.

La gente ha bebido café desde hace miles de años, y durante casi todo ese tiempo se han debatido sus beneficios para la salud. Ahora han salido a la luz investigaciones que parecen indicar que el café está repleto de antioxidantes que efectivamente podrían protegernos contra el cáncer y la diabetes.

Otros usos beneficiosos para el cuerpo son: combatir el asma, la constipación o estreñimiento, mantener al cuerpo en estado de alerta, ayudar al malestar por exceso de bebida, ayudar la memoria, prevenir cálculos biliares, reducir riesgo de ataque cerebral, regular el azúcar en sangre y como suplemento de antioxidantes. 


Hasta cierto punto, lo que contiene una taza de café en particular depende del tipo de café, de dónde se cultivó, y de cómo fue tostado y preparado. Pero la cafeína, un alcaloide, es común a todos los cafés (obviamente, con excepción del descafeinado) y es la responsable de sus efectos energizantes. El café también contiene ácido clorogénico, que ayuda a mantener el hígado saludable.

¡Para recordar!

Los problemas cognitivos a veces son un síntoma de demencia, pero hay que asumirlo: muchas personas que por lo demás están saludables se vuelven un poco olvidadizas pasada la mitad de la vida. El café puede ayudar. En un estudio llevado a cabo en Francia con mujeres mayores de 80 años que ingerían tres tazas o más por día, mostraron 70% menos de probabilidades de tener un deterioro en la memoria que aquellas que bebían una taza o menos. Existen también investigaciones preliminares que parecen indicar que el café incluso podría proteger contra el mal de Alzheimer.

Eliminar cálculos biliares

Si una persona es propensa a los cálculos biliares, beber café puede ayudar a prevenir un cólico, según un estudio de 1999 en el que se encontró que los hombres que bebían de dos a tres tazas de café por día reducían el riesgo de desarrollar cálculos biliares en un 40%. Algunos científicos creen que la cafeína bloquea la formación de estas masas dolorosas que se generan en la vesícula y los conductos biliares. En 2002 investigadores de Harvard informaron que en las mujeres se podían esperar resultados similares, aquellas que bebían tres o cuatro tazas de café redujeron su probabilidad de cálculos biliares en un 22 a 28%.

¿El café puede combatir el cáncer?

A pesar de que las investigaciones preliminares que datan de las décadas de 1970 y 1980 relacionaban el beber café y el consumo de cafeína con el cáncer de mama y de páncreas, estudios más precisos no establecieron ninguna asociación entre el brebaje y toda forma de cáncer. De hecho, ahora se indica que el café podría proteger contra ciertos tipos de cáncer. Una evaluación de los estudios determinó que las personas que consumen regularmente café común o descafeinado, o té, reducen el riesgo de cáncer de colon en un 24%. Y además, ciertos estudios que abarcaron más de 241.000 sujetos, demostraron que las personas que beben sólo dos tazas diarias disminuyen su riesgo de cáncer de hígado en un 43%. La mayoría de los científicos que estudian el café en la actualidad han descartado las preocupaciones con respecto al cáncer y comenzaron a concentrarse en ver cómo esta bebida tan difundida podría promover la salud.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas