Bicarbonato: el multitarea con más funciones de su alacena Bicarbonato: el multitarea con más funciones de su alacena

El bicarbonato es un remedio suave y de rápida acción para un sinfín de afecciones molestas, desde dermatitis del pañal hasta lograr dientes más blancos.

El bicarbonato de sodio es una sal ligeramente alcalina que reacciona con facilidad con los ácidos, liberando dióxido de carbono y generando efervescencia. Se puede encontrar el bicarbonato de sodio en la góndola de productos de repostería del supermercado. Consérvelo en lugar fresco y seco. Dado que es un compuesto muy estable, el bicarbonato tiene una vida útil prácticamente ilimitada. Para uso tópico se lo puede mezclar con agua para formar una pasta, pero para ingerirlo debe estar completamente disuelto.

Algunos de sus usos medicinales son:

Acidez, Aftas, Asma, Cistitis, Dermatitis del pañal, Dolor de garganta, Flatulencia, Indigestión, Mal aliento, Mal olor en los pies y axilas, Olor corporal, Picaduras de insectos, Pie de atleta, Prurito anal, Quemaduras de sol, Salud dental, Urticaria y Urticaria por plantas venenosas

• El viejo y conocido bicarbonato ha captado la atención de los científicos que investigan las enfermedades renales. Este elemento poco costoso podría hacer más lento el deterioro de la función renal en personas con enfermedad renal crónica avanzada. 
• La capacidad del bicarbonato de sodio de eliminar la picazón y ardor en la piel proviene de su naturaleza alcalina. Alivia la acidez neutralizando el jugo gástrico que causa el clásico ardor. El mismo mecanismo entra en acción para aliviar el prurito y ardor de las picaduras o el roce de plantas venenosas. Lo mismo ocurre con la dermatitis del pañal: el bicarbonato disminuye la picazón y ayuda a que la piel sane más rápido.
 Puesto que el bicarbonato de sodio reduce la acidez del medio interno de la vejiga, que es propicio para las bacterias, puede ser un remedio casero útil para aliviar las molestias de la infección de vejiga o cistitis

• Para el dolor de garganta, las gárgaras con bicarbonato hacen disminuir los ácidos que causan el dolor.
• Mezclado con un poquito de agua para el lavado de dientes, los blanquea y combate los ácidos que corroen el esmalte dental; y tiene la ventaja de ser menos abrasivo que la mayoría de los dentífricos.
• La pasta de bicarbonato también ayuda a combatir el acné: si se frotan los puntos negros suavemente con la pasta durante dos o tres minutos, se aflojarán.
• Una fina capa de bicarbonato en axilas y pies sirve como desodorante económico.

Tenga cuidado si es hipertenso:

El bicarbonato de sodio cumple los requisitos de un aditivo alimenticio seguro y se puede utilizar libremente, con dos precauciones críticas. La primera, cualquier persona que siga una dieta con restricción de sodio debe consultar al médico antes de ingerir el bicarbonato, porque éste podría aumentar los niveles de sodio. La segunda, dado su contenido de sodio, no consuma bicarbonato regularmente si tiene presión alta o insuficiencia cardíaca.


Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas