Beneficios infalibles de consumir la hierbabuena Beneficios infalibles de consumir la hierbabuena

Durante siglos la hierbabuena ha brindado alivio a resfríos y dolores de cabeza. Hoy en día se sabe que también alivia molestias del aparato digestivo.

Se cultiva en todo el mundo para utilizarla como un agente saborizante, y en la fitoterapia. Es un híbrido natural de la menta verde y la menta de agua. Los tallos y hojas de la planta se recolectan con fines medicinales, justamente antes de que florezca en el verano. El principal agente activo de la hierbabuena es su aceite volátil, integrado por más de 40 compuestos diferentes. El efecto terapéutico del aceite se debe sobre todo al mentol (del 35% al 55% del aceite), la mentona (del 15% al 30%) y el acetato de mentilo (del 3% al 10%). El aceite medicinal se obtiene al destilar al vapor las partes de la planta que crecen por encima del suelo.

5 razones por las que te hace bien la hierbabuena

  1. El aceite de hierbabuena relaja los músculos del tracto digestivo, ayudando así a mitigar los cólicos intestinales y gases. Su efecto antiespasmódico también lo hace útil para calmar los síntomas del colon irritable, un trastorno común caracterizado por dolor abdominal, cuadros alternos de diarrea y estreñimiento, e indigestión.
  2. El mentol favorece la digestión porque estimula el flujo de los jugos digestivos naturales y de la bilis. Esta acción explica por qué los antiácidos de venta libre suelen tener aceite de hierbabuena.
  3. Varios estudios indican que el mentol del aceite también ayuda a disolver cálculos biliares, por lo que pudiera ser una posible alternativa a la cirugía. Consulte al médico antes de usarla con este fin.
  4. También puede ponerse un poco de aceite directamente en la lengua como remedio contra el mal aliento.
  5. En té o aceite, es un anestésico leve para la mucosa del estómago; ayuda a reducir las náuseas y la cinetosis. El té también puede mitigar los síntomas de la diverticulosis, como gases, y de la inflamación abdominal.

Beneficios de la hierbabuena

  • Frotado en la piel, el aceite de hierbabuena alivia el dolor al estimular los nervios que perciben el frío, al tiempo que calma los que captan el dolor. Esto lo hace un buen remedio para el dolor muscular.
  • Mucha gente con resfrío reporta que al inhalar el mentol de la hierbabuena puede respirar mejor.
  • El aceite de hierbabuena aparece en más productos que cualquier otra hierba. Se incluye en antiácidos, por sus efectos terapéuticos, y comúnmente se añade a pastas de dientes y enjuagues bucales por su fresco sabor.
  • Beber té de hierbabuena también puede ofrecer alivio en casos de inflamación bronquial causada por el asma.

Dosis recomendadas de la hierbabuena

  • Para el tratamiento de colitis, náuseas o cálculos biliares: Pruebe las cápsulas de aceite de hierbabuena con capa entérica, pues liberan el aceite donde más se necesita: en el intestino grueso y el delgado, en vez de hacerlo en el estómago. Tome 1 o 2 cápsulas (0,2 ml de aceite por cápsula), 2 o 3 veces al día, entre alimentos. 
  • Para refrescar el aliento: Ponga unas gotas de aceite de hierbabuena en la lengua.
  • Para mitigar gases y calmar el estómago: Haga un té; deje reposar 1 o 2 cucharaditas de hojas secas en una taza de agua caliente, entre 5 y 10 minutos; asegúrese de tapar la taza para evitar que escape el aceite volátil.
  • Para congestión: Beba como máximo 4 tazas de té de hierbabuena al día.
  • Para mitigar el dolor: Agregue unas gotas de aceite de hierbabuena a 14 ml de un aceite neutro; aplíquelo en las zonas afectadas, máximo 4 veces al día. 

Tenga cuidado si...

  • Como el aceite de hierbabuena relaja los músculos gastrointestinales, puede agravar los síntomas de la hernia hiatal
  • No debe aplicarse aceite de hierbabuena en las fosas nasales ni en el pecho de lactantes o de menores de 5 años; puede causar sensación de asfixia.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas