Imagen Imagen

Aproveche el potencial de las hierbas para relajarse y aliviar dolores.

DEPENDIENDO de qué hierbas o aceites esenciales use, un baño calma los nervios, alivia la picazón en las extremidades, suaviza la piel, mejora el sueño o lo llena de energía. Elija uno de estos baños y disfrútelo en su propio hogar.

BAÑO DE TÉ VERDE REFRESCANTE 

La avena alivia la piel irritada, y la grasa de la leche entera en polvo hidrata, en tanto que el ácido lácteo exfolia ligeramente. El té verde reconforta la piel, y la menta y la hierbabuena aportan un aroma refrescante y relajan el cuerpo.

Ingredientes: 1/2 taza (70 g) de avena molida fina ■ 1/2 taza (50 g) de leche entera en polvo ■ 6 cdtas. de té verde seco ■ 6 cdtas. de hierbabuena seca ■ 20 gotas de aceite esencial de
menta ■ 6 paños de muselina o de tela de algodón (15 cm por lado)

Preparación:
1. Ponga la avena, la leche en polvo y las hierbas secas en un bol; mezcle bien. Agregue el aceite esencial, varias gotas a la vez, y revuelva bien.
2. Ponga de 1 a 2 cdas. de la mezcla en el centro de un paño, levante las puntas y átelas con una cinta o una soga. Guarde las bolsas en un envase hermético.
3. Para usar, llene la bañera y deposite una bolsa en el agua. Permita que se impregne de 5 a 10 minutos antes de meterse a la tina. Utilice la bolsa como una compresa para la piel, estrujándola para que libere la esencia de avena lechosa. Remoje durante 15 minutos.

BAÑOS ESTIMULANTES DE JENGIBRE

El jengibre levanta el ánimo. La mezcla cálida de especias de esta bolsa para baños hace desaparecer el aletargamiento, tranquiliza los nervios y alivia los dolores musculares.

Ingredientes: 1/2 taza (60 g) de semillas de girasol ■ 1/2 taza (70 g) de sal inglesa ■ 6 cdtas. de romero seco, 6 cdtas. de cáscara de naranja picada ■ 1 cda. de jengibre seco en polvo ■ 10 gotas de aceite esencial de sándalo ■ 10 gotas de aceite esencial de naranja ■ 6 paños de muselina o de tela de algodón (15 cm por lado)

Preparación:
1. Muela las semillas de girasol en un procesador de alimentos. Coloque la sal inglesa, el polvo de semillas de girasol, el romero, la cáscara de naranja y el jengibre en polvo en un tazón; mezcle. Agregue los aceites esenciales, varias gotas a la vez, y revuelva.
2. Coloque de 1 a 2 cucharadas de la mezcla en el centro de un paño de muselina, levante las puntas y átelas con una cinta o soga. Guarde las bolsas en un envase hermético. Úselas igual que las bolsas de pétalos de rosas.

BAÑOS DE PÉTALOS DE ROSAS
Esta mezcla sensual convierte un baño ordinario en un placer. La raíz de malvavisco y la manzanilla suavizan la piel, mientras que las fragancias delicadas de la lavanda y de la
rosa equilibran las emociones y relajan la mente.

Ingredientes: 1 taza (150 g) de avena finamente molida ■ 4 cdtas. de manzanilla seca
■ 4 cdtas. de pétalos de rosa secos ■ 4 cdtas. de lavanda seca ■ 1 cda. de raíz de malvavisco seca en polvo ■ 10 gotas de aceite esencial de rosas ■ 5 gotas de aceite esencial de incienso ■ 5 gotas de aceite esencial de ylang ylang ■ 6 paños de muselina o de tela de algodón (15 cm por lado)

Preparación:
1. Coloque la avena, las hierbas secas y el malvavisco en polvo en un bol; mezcle
bien. Agregue los aceites esenciales, varias gotas a la vez, y revuelva.
2. Disponga de 1 a 2 cucharadas de la mezcla en el centro de un paño de muselina
y ate las puntas con una cinta o una soga. Guarde las bolsas en un envase hermético.
3. Para usar, cuelgue la bolsa de la llave del agua caliente de forma que ésta pase a través de ella mientras se llena la bañera. Desate la bolsa y déjela flotando. Remoje durante 15 minutos.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas