Imagen Imagen

Enfermedad viral que prevalece en clima tropical pero, la temporada de lluvia atrae a los mosquitos. Conozca 4 claves infalibles que le ayudarán a prevenirla.

1. Evite las picaduras con vitamina B.


La picadura de un mosquito es algo más que una simple comezón: puede transmitir el temible virus del Dengue. Puede rociarse el cuerpo con repelentes, pero además seguir este truco de cazador que recomienda la doctora Lou Schlachter, ex decana de la Universidad de Carolina del Norte, que imparte medicina herbal y remedios caseros en el Colegio de William & Mary, en Williamsburg, Virginia. Ella recomienda ingerir 100 mg de vitamina B1 o de levadura de cerveza diarios para evitar las picaduras de mosquitos, pulgas y garrapatas. Los beneficios se hacen patentes a la semana y duran mientras tome la vitamina.

2. Alivie las picaduras con vinagre o con bicarbonato de sodio.


No hay mejor forma de arruinar un día en la playa que la picadura de una aguaviva, o de acabar con un día de campo que la picadura de una abeja. Pero, según la doctora Schlachter, como el veneno contenido en la mayoría de los aguijones se compone de sustancias ácidas o alcalinas, usar sus opuestos calma las molestias. Así que cuando salga al aire libre, lleve con usted un pequeño rociador de vinagre blanco y un recipiente de bicarbonato de sodio. Si sufre una picadura, rocíe vinagre y, si el ardor persiste, cubra el área afectada con una pasta de bicarbonato de sodio (sólo mézclelo con un poco de agua o incluso con saliva). Si el aguijón se incrusta en la piel, frótelo suavemente con una barra de jabón humedecido: el aguijón saldrá enseguida.

3. Eche mano del yogur para secar las llagas (herpes labial).


¿Por qué será que las llagas aparecen justo antes de un suceso importante, como la boda de su hija? Probablemente porque la mayoría de las llagas las causa el virus del herpes, que es muy común. Dicho virus subyace en el cuerpo sin hacerse notar hasta que la tensión (la boda anteriormente mencionada) lo “despierta”. Para deshacerse de la desagradable llaga, haga lo que la doctora Schlachter: cúbrala con una cucharadita de yogur cultivado varias veces al día. Los microorganismos activos del yogur “atacan” al virus, dice, por lo que reducen la comezón y ayudan a que la llaga sane más rápidamente.

4. Para sacar una astilla clavada use una cebolla.


Así que su nieto jugaba descalzo y ahora tiene una astilla de 6.35 mm incrustada en el pie. Al intentar extraerla grita como si se lo fuera a amputar. No hay por qué sufrir. Rebane un pedazo de cebolla de unos 6.35 mm de grosor, colóquelo sobre la astilla y sujételo con una venda toda la noche. En la mañana la astilla habrá salido sin dolor, gracias a las sustancias de la cebolla que hacen que la piel se contraiga.

También te puede interesar: ¿Qué hacer si me atacan abejas?

5. Ponga una cebolla en ese moretón.


Si le salen tantos moretones que sus colegas le dejan en su escritorio folletos sobre violencia familiar, pruebe este remedio popular. Ponga una rebanada de cebolla amarilla en el moretón por 15 minutos. El mismo compuesto de la cebolla que hace llorar —alicina— estimula el flujo linfático y ayuda a que fluya el exceso de sangre en el tejido del moretón. Este remedio sólo funciona si lo aplica inmediatamente después del golpe. 

6. Trate los moretones con hamamelis.


Si el remedio de la cebolla no produce resultados, frote el moretón con hamamelis (se consigue en tiendas de productos naturistas) y aplique hielo durante 5 minutos, pues ambos contraen los vasos sanguíneos, reducen el flujo de la sangre hacia el tejido y aceleran la curación. 

7. Prevenga el pie de atleta con bicarbonato de sodio. 

Róbele la caja de bicarbonato de sodio al refrigerador unos segundos y espolvoréelo sobre los pies y entre los dedos ya que, al absorber la humedad, previene el incómodo y desagradable pie de atleta. ¿Lo necesita para preparar galletas? No hay problema. Machaque 6 dientes de ajo en 2 cucharadas de aceite de oliva y deje reposar unos días. Cuele el aceite y úntelo en el área afectada una vez al día. El ajoeno, el ingrediente activo del ajo, es una poderosa sustancia que combate los hongos, afirma la doctora Schlachter. 

8. Prevenga la irritación de sus aros o anillos con esmalte de uñas.


Su esposo le regaló un par de maravillosos (y costosos) aros (¡y no hizo nada malo, eh!). ¡Qué bien! Sólo que hay un problema: al ponérselos, ha presentado una reacción alérgica al metal. Antes de acudir a ver al médico para que le prescriba una crema de esteroides, barnice la parte trasera de los aros con esmalte de uñas transparente para erigir una barrera entre el metal y la piel.

También te puede interesar: Miel: el endulzante que nos regala la abeja

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas