SEGUINOS EN: Imagen Imagen Imagen
Imagen Imagen

Esos bocadillos que comemos entre comidas pueden ser los responsables de varios kilos de más. 

Lograr frenar ese hábito puede ayudarte a perder peso o mantenerlo. Es mucho más sencillo de lo que imaginás. Simplemente seguí estos siete pasos para dejar atrás esta costumbre:

1. Deshacete de los bocadillos con bajo valor nutricional. Revisá en detalle la heladera y la alacena y eliminá helados, golosinas, snacks crocantes, galletitas dulces, donas, tortas y cualquier otro bocadillo dulce o salado que puedas picotear entre las comidas. Estos son elementos que comemos en forma compulsiva y generan sobrepeso. De ahora en adelante, comé estas comidas únicamente cuando te las ofrezcan en un evento especial.

2. Comprá bocadillos más saludables. Remplazá esos bocadillos de bajo valor nutricional por frutas frescas, frutas secas, barras de cereal, zanahorias, apios, tomates y cereales para desayuno con alto contenido de fibras. Estos son tus nuevos aliados a la hora de elegir un bocadillo.

3. No compres bocadillos por impulso. No te detengas en la panadería para comprar algo dulce. No compres golosinas ni chocolates en el puesto de revistas camino al trabajo. No pares en la pizzería a comerte una porción. Este tipo de comportamientos compulsivos y no saludables son la causa de muchos de nuestros problemas de peso.

4. Elegí una ensalada cuando tengas hambre. Prepará una ensalada con media planta de lechuga iceberg, un puñado de zanahorias en trozos pequeños, medio tomate y medio pepino cortados en rodajas finas. Agregá aceite de oliva, unas gotas de vinagre balsámico, espolvoreá con orégano, sal y pimienta y mezclá bien. Esto equivale a un bol enorme de sabrosa comida con relativamente menos calorías.

5. Optá por la sopa. Cuando tengas un antojo de comida casera, calentá un bol grande de sopa preparada con muchos vegetales y legumbres. Es un plato lleno de sabor, abundante, con alto valor nutricional y muy bajo en grasas.

6. Elegí nueces con cáscara para picar. El esfuerzo necesario para romper la cáscara y sacar la nuez sin romperla es muy terapéutico y entretenido. Además, las nueces son una alternativa muy saludable (si se comen con moderación). Elegí nueces comunes, almendras, nueces de pecan, nueces de Brasil o avellanas. El maní y el pistacho se abren con mucha facilidad y así es posible que comas de más.

7. Sé selectivo con lo que comés. Los padres se quejan de los niños que son muy quisquillosos con la comida, pero ya no sos un niño y podés permitirte ser un poco exigente a la hora de elegir qué comer. La regla de oro: Si no se ve atractivo, no lo comas.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Imagen pepiro
pepiro

Buenos consejos soy de comer ensaladas

Imagen joseluis13
joseluis13

barbaro!!

Imagen nonita1948
nonita1948

exclente consejos gracia

Imagen takataka
takataka

Están muy buenos los consejos, pero creo que también de todo eso bueno tenemos que cuidar la cantidad, porque todo tiene calorías aunque sean en menor cantidad.

Imagen Alborada
Alborada

Interesantes consejos!

Imagen maba
maba

buena información

Notas Relacionadas